Páginas

07 diciembre 2007

YO QUISIERA

¿Cuántas veces no hemos estado distraídos por ahí pensando en tooodo lo que queremos lograr en nuestras vidas? Habrán cruzado por nuestras mentes deseos como: “Aaaay quiero un novio lindo, tierno, considerado y respetuoso ¡ya!”. “Si pudiera lograr que mi cuaima fuera un poquito menos celosa”. “Ojalá este hombre tuviera un toque romántico”… Entre muchísimos otros deseos que cada uno de ustedes debe tener por ahí dándoles vueltas en la cabeza.

Primero lo primero: Cuaimas y hombres que a través de este medio se han acercado más a Tiempo de Cuaimas queremos decirles ¡muchísimas gracias! Ustedes son los que nos animan a seguir porque les confesamos que lo pensamos mucho antes de lanzarnos esta aventura de escribir en digaloahi.net y la respuesta de ustedes ha sido realmente ¡genial!

En serio que estamos ¡súper contentas! de ver que, sin querer queriendo, los vamos conociendo cada vez más gracias a las opiniones que nos dejan sobre los temas que hemos consultado con ustedes… Y como es la última sección del 2007 decidimos que sería buen plan que todos juntos pidiéramos esos deseos que tanto anhelamos a ver si de repente (“quién quita”) y se nos hacen realidad en el 2008.

Por ahí dicen que si uno visualiza algo y se repite a sí mismo que lo va a lograr, termina dándose. Cada quien es libre de pensar si esto es cierto o no, pero independientemente de todas las teorías que existen sobre este tema de motivarnos a alcanzar nuestras metas, nosotras queremos preguntarles: ¿Por qué no hacer públicos esas cosas que deseamos?

Lo mejor es que aquí se vale de todo, lo material y lo no material. Imaginemos que le estamos haciendo una graaaan carta comunal al Niño Jesús, a San Nicolás y hasta a Los Reyes Magos para que cualquiera de ellos nos los cumplan toooodos en el Ano Nuevo.

¿Desde cuando no le escriben una carta al Niño Jesús?
¿Cuándo fue la última vez que pensaron en sus deseos o se los comentaron a alguien?
Cuaimas y hombres: ¡Ya es hora de pedir lo que tanto anhelan!
Solo nos queda desearles una ¡Feliz Navidad y que tengan un 2008 con todo!

30 noviembre 2007

¿SER O NO SER… TRANSPARENTE?

He ahí el dilema que presenta esta gran e importante pregunta que muchos nos hacemos cuando comenzamos a salir con alguien porque definitivamente nos da “cosita” ser totalmente transparentes en nuestras primeras salidas.
¿Por qué a muchos no les gusta mostrarse tal y como son desde un principio? Será acaso ¿por inseguridad y poca autoestima o para protegerse mientras conoce mejor a la otra persona?

LA TRANSPARENCIA es difícil de manejar cuando estás comenzando a salir con un hombre porque es casi inevitable que “escondas” algunos detallitos de tu personalidad para NO asustar al otro (y muchas veces esto se hace de manera inconsciente)
Pero ¿saben qué? Nosotras creemos que es necesario pasar por esta etapa de “esconder detalles” porque así cuando (luego de un tiempo prudencial y bastante conveniente jejeje) te los descubran ¡ya será tarde! JAJAJAJA ¡ya estará enganchado!

Ahora hablando en serio, si ese hombre te descubre “esos detalles” después de haberte conocido un poco más y de haberse enamorado o entusiasmado contigo ¡los entenderá mejor!

Uno es más tolerante cuando quiere a la persona. Incluso con las amistades porque si no fuera así ya hubiésemos dejado de tratar a unos cuantos amigos… ¿O unos cuantos ya hubiesen dejado de tratarnos?

Lo cierto es que en algunas oportunidades esta falta de transparencia puede ser buena, peeero otras tantas veces puede ser mala. Por ejemplo cuando, por no ser transparente, no sabes qué terreno estás pisando.

Es decir, no muestras tus sentimientos y tampoco tienes idea de lo que puede estar sintiendo la otra persona. De repente se muere por ti, pero no lo dice o no lo expresa y tú te aburres del eterno “sí, pero no” y terminas “abandonando la causa”
¡Claro! la incertidumbre aburre y también cansa muchísimo porque el desgaste mental que se tiene “tratando de adivinar qué es lo que él quiere” es una cosa horrorosa.

A veces lo que provoca es agarrar a ese hombre por los pelos y decirle - “pero bueno chico, ¿qué demonios es lo que quieres conmigo?” O, si sospechas que es más un SÍ que un NO, agarrarlo de repente y clavarle su beso “pa´que aprenda” Esto es una buena solución porque si te dice -“¿te volviste loca?, yo sólo quiero ser tu amigo”, por lo menos NO te quedaste con las ganas de clavarle su beso.

Ahoooora, si reacciona bien porque resulta que de verdad le gustas ¡excelente! sales de la incertidumbre y ahora lo que te toca es pasar rápido a la confianza para luego (a su debido momento) ir a la horizontalización.

Es que la clave esta en ser TRANSPARENTE de manera segura, directa y sencilla. Que te vean como a una cuaima segura de sí misma que sólo quiere saber dónde está parada y “¿qué es lo que hay?”

Lo que NO puedes permitirte es ser “transparente-romántica” porque ahí SÍ vas a poner la torta. Ese cuento de que se están conociendo o de que tienen poquito tiempo saliendo y le dices (o le dejas un mensaje) - “¿sabes?, me hace falta hablar contigo” ¡Es terrible! Estás demostrando debilidad y ahí SÍ te van a arrastrar como un trapito (recuerda que ellos al estar muy seguros se sienten superiores y pierden el interés)

Definitivamente la TRANSPARENCIA es complicada porque los seres humanos NO aceptamos fácilmente los detalles malos que tenemos. Pero en sentidos diferentes, las cuaimas porque somos muy sensibles, los hombres porque son muy orgullosos y ¿saben qué deberíamos hacer? Pues deberíamos tratar de entender un poco más los beneficios de la TRANSPARENCIA.

¿Cuántas relaciones o posibles relaciones se han perdido por falta de un poquito de TRANSPARENCIA de sentimientos? Es ilógico que, por ejemplo, una cuaima se esté fastidiando de que el tipo no le pare, no le diga nada y resulta que él tiene miedo de declararse para no salir rechazado.

Nosotras tenemos una amiga muy querida a la que llamaremos SENDA TEREZ (para protegerla) que una vez le dijo al tipo que estaba conociendo - “¿sabes? tengo ganas de besarte” A él eso lo impactó, se besaron y luego era ella quien huía del hombre en cuestión porque se entusiasmó “como que de más”. SENDA decía: “pero ¿qué le pasa a él? solamente le dije que quería besarlo, no que quería salir con él ¡qué desubicado!”

Todo eso NO sólo nos lo dijo a nosotras, también se lo dijo a este hombre cuando ya la tenía al borde con la llamadera… ¡Eso sí que es ser transparente, segura y directa!

Otro cuento es de un amigo que salió con una cuaima, se aburrió muchísimo, la dejó en su casa y al despedirse ella le preguntó:
- “¿Cómo la pasaste?”
- “Mal, estoy que muero del sueño por la noche tan aburrida que pasamos”
- “No vale, en serio ¿cuándo nos vemos?”
- “En serio, me aburrí muchísimo y NO nos vamos a ver más”

Es duro, pero al final es preferible eso a que, por ejemplo, te dejen de llamar sin razón. Al final la TRANSPARENCIA se agradece porque NO te hicieron perder el tiempo. Además eso te da guataca para ser más realista con las relaciones de pareja.

A ver: ¿Son de los que se muestran transparentes desde la primera salida o prefieren reservarse “ciertos detalles” para después de conocer mejor a esa nueva persona?
¿Se han dado cuenta de que “esconden sus defectos” cuando salen con alguien? O ¿Han descubierto que lo hacen de manera inconsciente?

¡Esperamos sus respuestas y pronto las estaremos comentando al aire!

23 noviembre 2007

YO PENSÉ QUE LE GUSTABA DE VERDAD

Imagínate por un momento esta situación tipo-novela: Tú, full emocionada con el corazón latiendo a millón, te vas acercando sutilmente para sorprenderlo con un beso y ¡PUM! - “eeeepa chama ¿qué te pasa? Yo solo quiero ser tu amigo” ¡PLOP! Atención porque esta sección está inspirada en ese grupito “reducido” de HOMBRES atípicos que, para nuestra sorpresa, lo que están buscando es una LINDA AMISTAD

Cuaimas hay que aceptar que somos humanas y también cometemos errores, peeero lo bueno es que nosotras estamos capacitadas para enmendarlos sin que nos afecte mucho la vida porque no somos como los hombres que, en su mayoría, son incapaces de caerle a una cuaima con tal de NO salir rechazados (por más que ella haya demostrado que está pendientísimo)

Nosotras no somos tan miedosas, nos arriesgamos más y es por eso que también ¡sufrimos más! Por eso queremos presentarles una lista con algunas señales que pueden ser malinterpretadas y hacerte pensar que hay “algo más” cuando en realidad NO hay nada más que una simple amistad.

¿Saben lo que pasa?, bueno creemos nosotras, que en la actualidad es muy raro… ¡rarísimo! conseguir a un hombre que se te acerque con el simple deseo de ser tu amigo. Pero los hay cuaimas y eso es algo de lo que debemos alegrarnos porque ellos son como un tesoro escondido de esos bien difíciles de conseguir y si te tocó a ti, pues ¡bingo, tienes un nuevo amigo!

Además está demostrado (incluso muchas cuaimas lo aseguran) que los hombres son muy buenos amigos porque no tienen ningún tipo de competencia contigo. OJO no es que nosotras las cuaimas no podamos ser buenas amigas ¡claro que lo somos! pero si se ponen a ver muchas de nosotras tenemos un número contadito de “buenas amigas”
Pero comencemos con esas señales que los hombres “amigos” pueden enviar y que las cuaimas podemos malinterpretar pensando que quieren “algo más”

Señal #1: QUE SE PREOCUPE POR TI. ¿Por qué hay que pensar que si un hombre se preocupa por ti, es porque le gustas? ¡Nada que ver! puede ser que simplemente te conoció, se dio cuenta de que eras especial, te aprecie mucho y de verdad quiera saber si tus cosas están bien… Y si no están bien, pues quizás quiera saber qué puede hacer él para ayudarte a estar mejor.
Cuaimas, sabemos que este tema parece de Ciencia Ficción porque la mayoría de los hombres siempre está detrás de una cuaima a ver si se resbala. Pero sentimos que le debemos un poco de consideración a ese pequeño grupito, a esa minoría de “hombres amigos” que hay por ahí.

Señal #2: LLAMA SIEMPRE. “¡Ay, es que me llama todos los días!” Pues eso no es señal de que sólo está buscando algo contigo. Puede ser que quiera conocerte un poco más y ya. Así de simple, recuerden que ellos son muy básicos y no andan enrollándose como nosotras.
Ahoooora, si en esas llamadas frecuentes hay una carga de “indirectas bien-directas” que te hacen pensar que SÍ, que tú le gustas, ya eso es distinto. Pero si son llamadas con temas generales, pues ¡pilas cuaima! quizás solamente quiera ser tu amigo y ya.

Señal #3: RECUERDA CON DETALLES CADA COSA QUE HEMOS HECHO JUNTOS. Ufff hay que reconocer que esta señal definitivamente es difícil de NO malinterpretar porque esto NO es típico en los hombres. Por eso tómatelo con calma, trata de ver (objetivamente) cómo es su actitud cuando recuerda algo de lo que hicieron juntos. ¿Lo hace con cara de tonto? Entonces puede ser que esté pendiente de “algo más” contigo. Aaah que entonces ¿no hay nada especial en él cuando recuerda lo que hicieron? Simplemente es como oírlo echar un cuento más de algo que vivió y encima ¿no hay algún feeling que te diga que fue especial para él? (porque eso se siente) Entonces es porque en efecto para él NO fue nada del otro mundo.

Señal #4: ¡ES ATENTO, ES UN CABALLERO! Bueno, lógicamente es una señal malinterpretada porque muchos de ellos siempre tratan de ganarse tu aprecio de “esa manera” para luego darte la estocada final. Así que el hecho de que ese hombre sea atento contigo, NO quiere decir necesariamente que quiera tener “algo más”
CONCLUSIÓN: es mejor que vayas pelo a pelo y esperes señales más seguras para que NO te vayas a estrellar con la pared de: “eeeepa chama ¿qué te pasa? Yo solo quiero ser tu amigo”

Cuéntanos, ¿te has equivocado alguna vez y le has caído a un hombre que simplemente quiso ser tu amigo? O ¿no lo has vivido porque tú estas en esa mayoría estadística que suele ser conquistada por hombres “y que amigos” que solo tienen la intención de ser amables para hacerte caer?

16 noviembre 2007

¿PODEMOS SER AMIGAS DE UN EX?

¡La pregunta de las preguntas cuaimas! Casi siempre pasa que cuando una pareja termina se despiden con frases al estilo de "podemos ser amigos", “no tenemos que dejarnos de hablar” o "igual nos estaremos viendo”. Pero, ¿realmente es posible ser amiga de los ex? ¿alguna de ustedes lo ha logrado? Dicen que del amor al odio hay un paso y del amor a la amistad, un abismo. ¿Eres capaz de cruzarlo?

Conseguir ser buenas amigas de nuestros ex no es misión imposible, de hecho, muchas y muchos han conseguido funcionar mejor como amigos que como novios.

Hay que tomar en cuenta que todo va a depender de la base sobre la que se construyó nuestra ex relación, la manera en la que terminó y por supuesto lo maduros que sean ambos.

A eso agregamos que el tiempo siempre es un gran aliado en todo este proceso de pasar del amor a la amistad. Sin embargo, hablemos de numeritos para darle a esto más credibilidad.

Dicen las estadísticas que si antes de ser novios fueron amigos, tienen 95% del camino recorrido para conseguir que la amistad previa a “ASUNTO FÍSICO”, se mantenga. De repente no tan profundamente como al principio (porque una ruptura siempre daña las bases de una relación).

Pero, por lo menos se podrán cruzar en la calle sin tener ganas de lanzarse el carro encima o insultarse. Hay por ejemplo casos de cuaimas que después de mucho tiempo de relación con sus novios terminan porque no funciona y después descubren que como amigos se la llevan mil veces mejor.

Muchos especialistas se han dado a la tarea de identificar cuáles son esas reglas que utilizamos para comunicarnos y llevárnoslas bien con nuestra pareja y las que usamos para lo mismo pero con nuestros amigos...conclusión: no se sabe muy bien por qué, pero son diferentes.

Aja pero ¿qué pasa cuando existen los que pretenden terminar hoy, y mañana ser amigos así como si nada? ¿eso está bien? Respuesta: NO, es un grave error. Cada vez que se termina una relación hay dolor, sobretodo si la decisión la tomó uno de los dos y no los dos.

La llamadera sin parar puede fastidiar un poco y confundir. Lo que nosotras recomendamos es aplicar la estrategia del alejamiento para después volvernos a acercar y que las cosas se hayan calmado.

Es como un período de adaptación que hay que respetar y que todos necesitamos para entender que ya NO somos pareja de nuestro EX. Y es que definitivamente el tiempo es el mejor aliado para poder pasar del amor a la amistad (siempre que no haya dobles intenciones).

Es decir, siempre y cuando la separación no haya sido tan traumática que haya logrado que quedara ANULADO cualquier sentimiento de amor o afecto.
Cuando terminamos con una pareja una de las cosas que más nos cuesta superar o asumir y entender (sin picarnos) es el hecho de que nuestro ex pueda disfrutar de la intimidad y del AMATEO con otras personas. Ese sentido de pertenencia tarda más en desaparecer que el propio amor.

Hay cuaimas por ejemplo que cuando terminan con un novio prefieren romper cualquier tipo de relación con él. Muchas veces eso tiene que ver con el motivo por el que terminaron: traiciones, infidelidades, maltrato, ratadas: totalmente comprensible.

Otras veces es por simple orgullo. Piensan “fuimos novios, ya no somos y por lo tanto no es nada mío así que no tengo por qué verlo ni seguir hablando con él”. Hay otras que por el contrario son un pelo más flexibles y dicen que es una cuestión de inmadurez.

Ese grupo de personas cree que nadie es dueño de nadie y todos somos libres de irnos solos o con quién nos parezca cuando nos de la gana. Todos corremos el mismo riesgo de que se nos cruce alguien en el camino en cualquier momento…

Después de la rabia, del dolor etc. y teniendo las cosas ya en frío, piensan que es posible ser amigos…Como verán son diferentes opiniones para diferentes situaciones. No hay dudas, decidir ser amigas de nuestro ex nunca es fácil, aunque quienes lo han logrado dicen que se siente muy bien…

¿Ustedes creen que es posible? ¿lo han logrado? Algunas lo han intentado y han caído en el intento porque alegan que “donde hubo fuego, cenizas quedan”. Les cuesta horrible ver al que fue su novio como un simple amigo y de nuevo terminan enganchándose sentimentalmente . ¿Será que después de un tiempo si es posible ver las cosas de esa forma?

Como siempre ¡esperamos sus comentarios!

09 noviembre 2007

¿DE VERDAD LAS CUAIMAS PENSAMOS TODO EL TIEMPO EN CASARNOS?

Está implantado culturalmente como un chip en el cerebro de cada HOMBRE, socialmente todos coinciden en que esa es la verdad absoluta y ya casi alcanzó la categoría de LEYENDA URBANA, pero ¿es cierto? ¿CASARSE es en lo único que pensamos las cuaimas? ¿Es nuestro fin último? Una pequeña encuesta entre nuestras amigas arrojó un resultado revelador: “a los hombres se les está volteando la tortilla”

No sabemos por qué pero este tema está muy de moda últimamente. Siempre se ha dicho que las cuaimas somos las que morimos por casarnos y tener la casita y el perrito. Sin embargo, las últimas mediciones parecieran demostrar lo contrario.

Siempre se nos ha achacado como NUESTRO GRAN DEFECTO (por parte de los HOMBRES) el hecho de que querramos casarnos con todos nuestros novios y que tarde o temprano en alguna de nuestras relaciones terminamos por ejercer la famosa PRESIÓN para formalizar el asunto.

Incluso hemos llegado a conocer de HOMBRES que “creyendo” que la cuaima se quiere casar, han huído por la izquierda sin saber al final que el matrimonio era lo último que pasaba por la cabeza de esa cuaima.

Nosotras creemos que es más leyenda urbana que otra cosa. Es decir, SÍ, es cierto, en algún momento las cuaimas fueron así: obsesionadas por el matrimonio y “casándose aunque sea fallo”. Pero hoy en día definitivamente la tendencia es otra, o por lo menos eso es lo que se ve en la calle.

Ahora las cuaimas se casan mucho más tarde (ya no a los 20 como en la época de nuestras mamás), muchísimas cuaimas escogen casarse después de los 30, se ocupan más de rumbear, de pasarla bien, de prepararse y de pensarlo MUUUUCHO antes de dar el gran paso.

Y fíjense que dijimos que ESCOGEN casarse, es decir, no es que están esperando al primero que se lo proponga para decirle que sí. Ahora las cuaimas simplemente tienen otras prioridades y “se dan el lujo” (como dirían muchos HOMBRES) de “dejar pasar el tren”.

¿Por qué será esto? Muchas opinan que los HOMBRES han provocado esa situación y que ahora se les está volteando la tortilla. Ahora las cuaimas se lo piensan más y definitivamente se han vuelto más prácticas en lo que a sentimientos se refiere…

No se quedan pegadas en relaciones que no funcionan o que no tienen futuro, prefieren vivir, viajar, equivocarse y rumbear mucho antes de pronunciar el famoso SÍ, ACEPTO.
¿Ustedes que piensan cuaimas? ¿Creen que de verdad las cosas han cambiado, que el sueño de muchas ya no es casarse, tener casita y perrito? ¿Será cierto que en la lista de prioridades o metas por alcanzar, CASARSE, ha bajado unas cuantas posiciones?

También queremos saber qué piensan los HOMBRES, si de verdad ellos han notado algún cambio y se han dado cuenta de que ahora es más difícil convencer a una cuaima para que tome una decisión de este tipo para su vida. ¿A alguno le habrán dicho: “lo siento, pero no me quiero casar, no ahora”?

Esperamos sus comentarios.

02 noviembre 2007

EL AMOR Y EL DINERO

No es parte de la trama de una novela, la relación AMOR-DINERO pareciera que esrealmente importante para muchas cuaimas y HOMBRES hoy en día. Se sabe de casos en los que una ABULTADA CUENTA embellece hasta al menos agraciado físicamente. Y casos donde a pesar de tener una apariencia de modelo, puedes quedarte “por fuera” si no tienes la condición económica “esperada” ¿Qué tan cierto es esto?

No exageramos cuando decimos que muchas relaciones sentimentales se consolidan cuando hace acto de presencia el dinero… el SUCIO DINERO…

Hay hombres que sienten una atracción especial por las cuaimas adineradas: con carro último modelo, ropa de marca y que viven en tremenda casa o que tienen en tremendo apartamento.

Cada vez menos la gente se cree la historia de novelas en la que el millonario se enamora de la muchacha del cerro y luchan contra la sociedad entera, la familia y los panas, hasta que se casan…

Dicen que cuando de amor se trata tanto las cuaimas como los HOMBRES buscan a un igual para empatarse ¿Es cierto o son ideas de nosotras? Entonces, por qué todo el tiempo uno escucha comentarios como éstos: “Tengo que presentarte a fulano…está ahogado en dinero” O de repente: “Chamo, te resolviste la vida con fulana. Tiene burda de plata”. Bueno, la verdad es que estos son ejemplos pero a veces pareciera que el tema del dinero es la excusa perfecta para que dos personas terminen juntas.

También se da el caso de HOMBRES que son capaces de empatarse con una cuaima sólo porque está súper resuelta económicamente aunque físicamente NADA QUE VER. Hombres que dicen cosas como “Es que la veo hasta buena”.

No en vano existen refranes como ese que reza que “CUANDO EL HAMBRE ENTRA POR LA PUERTA, EL AMOR SALE POR LA VENTANA”. Algunas relaciones son más placenteras cuando no hay rollos de dinero de por medio, cuando él o ella tienen suficiente como para invitar y regalar a su pareja y que siempre se sienta atendida(o).

El caso contrario es el de las parejas que terminan porque el pobre tipo no tiene ni para el cine o porque ella tiene que estar pagando todo el tiempo las salidas, el almuerzo, los regalos, el sushi, las idas y las venidas de la playa y hasta los hoteles… ¿La culpa? Del DINERO. Por eso, en este FORO CUAIMIL queremos saber hasta dónde son capaces de llegar por culpa del dinero en materia de relaciones sentimentales. ¿Se empatarían con un gordo que tenga 12.5 de miopía pero 12.5 millones de $ en la cuenta?

Ustedes HOMBRES ¿Saldrían con una cuaima HIPER REBUENA, inteligente pero que para visitarla tengan que agarrar un jeep, ponerse los zapatos de goma y subir 1.250 escalones hasta su modesto hogar?

Aja, ¿qué importa más, el amor, el dinero o una mezcla de ambos? ¿O es que al amor lo ayuda el dinero? ¿Acaso el dinero engalana el amor y hace que todo brille?

Esperamos sus comentarios...

26 octubre 2007

HOMBRES DE APARTAMENTO

Definición que otorgamos a todos aquellos especimenes masculinos que son demasiado delicados. OJO, NO es que los estemos menospreciando por ser así (eso incluso podría ser una virtud) pero cuando la delicadeza es exagerada se pone fastidiosa.
Es como el hijito de papá y mamá que NO sabe valerse por sí mismo y que siempre tiene que apoyarse en alguien (sea un familiar o un amigo) para hacer cualquier cosa.
Principales características: - nunca ha ido al monte por más de una semana. Es decir, no sabe lo que es encaramarse en una mata de mango, bañarse en un río, comprar en una bodega y mucho menos sabe lo que es comer sin cubiertos (o sea, jamás se ha lanzado la aventura de vivir “a lo Tarzán”)
Nos imaginamos que muchos hombres que están leyendo esto pensarán: “¡qué! pero eso lo ha hecho cualquier hombre”... Y no es así queridos “watsons” porque hay muchos hombres de apartamento por ahí que son incapaces de ir a la playa en carpa por un fin de semana.
¡Imagínate, eso es una incomodidad! (y sí puede ser incómodo, pero de vez en cuando es bastante divertido. Sobretodo si vas con un grupito a Cuyagua por ejemplo, ¡Ma’ fino!)
Pero nooooooo, un hombre de apartamento no sabe lo que es vivir una aventura de vez en cuando porque NO le cabe en la cabeza la idea de “pasar necesidades”
Y, hombres de apartamento, experimentar esas necesidades es lo que nos ayuda a apreciar más las comodidades que tenemos en nuestra vida diaria.
Otra característica es que siempre se quejan de las comidas en la calle. NO importa si es una taguara o si es un restaurante de categoría, los hombres de apartamento siempre tendrán una queja sobre algo (Que si la comida está muy salada, que si estuvo mal servida, que si el mesonero tenía el dedo metido en el plato, que si la bebida estaba caliente, que si la mesa o la silla es incómoda, que si el servicio no es tan bueno como debería y BLA, BLA, BLA)
Se podría decir para medio salvarlos del ridículo en el que caen: “bueno, es que son muy exigentes y por eso se quejan de todo”
Pero vale, la cosa tampoco puede ser cada que vez que salen a la calle porque si nada les gusta, entonces que se queden encerrados en sus respectivos apartamentos donde todo es perfecto.
Lo que nos hace llegar a otro punto, los hombres de apartamento se la pasan COMPARÁNDOLO TODO (en los restaurantes: “a mi mamá le queda mejor el puré” o “los brócolis gratinados de mi nana son más sabrosos que estos”) ¡Por Dios! si todo en casa es mejor que en la calle, entonces les repetimos el mismo consejo: ¡NO SALGAN! y así se evitan las molestias de sentirse mal y además les ahorran a las cuaimas la molestia de escucharlos quejándose a cada rato.
Son pesimistas e incapaces de hacer un comentario agradable sobre cualquier cosa. Son criticones y todo les parece que “hubiese podido ser mejor si… tal cosa” De verdad que muchas veces se les pasa la mano y estos hombres de apartamento llegan a ser insoportables.
Por ejemplo, si van a un nuevo local, comentan: “esa barra yo la hubiese puesto más atrás y así ganaba espacio”, “el baño es muy pequeño”, “el piso hubiese quedado mejor en un tono más oscuro”
Es que encima se fijan en cada detalle tan insignificante que NO vale la pena ponerse a discutir con ellos. ¿Qué te importa el color del piso si la música es buena? ¿Qué importa si la barra está bien o mal, si las bebidas te las sirven rápido? Y lo del baño es insólito porque generalmente los hombres entran y salen rapidísimo (todavía nosotras podríamos quejarnos de eso, pero ¿ellos?)
Ahora, tienen algo positivo y es que definitivamente tienen buen gusto para vestirse. Casi todos los hombres de apartamento se ven muy lindos porque son cuidadosos con las combinaciones, con su arreglo y lo más importante: con su higiene personal (¡siempre huelen rico!)
Lo malo de eso es que algunos lo llevan “al extremo” y son capaces de rechazar oportunidades con las cuaimas durante ciertos “días del mes”, rechazar “ideas vanguardistas” y hasta de sentir grima por otras cositas.
Cuaimas: ¿Les ha tocado salir con un hombre de apartamento?, ¿conocen a alguien con estas características? ¿Qué les dirían?
¡Lo cierto es que debemos respetar la forma de ser de cada quien! pero ¿Qué tal si los ayudamos a disfrutar un poco más tranquilos de la vida y todo lo que nos ofrece?

19 octubre 2007

¡CONVOCO EL PODER DE LAS CUAIMAS!

Queremos contarles el caso de una cuaima (SILVIA) que se siente fatal porque después de tanto esperar, por fin salió con el tipo que la mataba y ella SIENTE que la puso y no encuentra qué hacer.

SILVIA nos contó que la bendita cita comenzó malísimo porque confundió la hora. Él le dijo que la pasaba buscando a las 8:30 de la noche y por razones desconocidas ella entendió las 9:30 (“no sé por qué oí 9:30, además cuaimas, ¿quién sale a las 8:30 de la noche?”)

Lo cierto es que si normalmente una cuaima se tarda un pelo más en salir cuando la buscan a la hora indicada, imagínense lo que tuvo que esperar este hombre que llegó UNA HORA ANTES.

A SILVIA no le quedó otra que, cuando él la llamó para decirle “estoy aquí afuera”, decirle: “oook, NO estoy lista porque pensé que venías más tarde... ¿por qué no te das unas vueltitas por ahí?”
El pobre hombre le dijo que no entendía por qué las cuaimas se tenían que tardar tanto, pero que estaba bien porque había sido una confusión.

¡Ay no cuaimas! que situación tan horrorosa: ¿tener sólo una hora para bañarte, ponerte las cremitas, el perfume, escoger la ropa, combinarla con los zapatos, vestirte, maquillarte y mirarte al espejo? Nosotras creemos que eso que hizo SILVIA fue todo un record.

Pero sigamos con el cuento… Ella NO estuvo tan contenta con su record porque se vistió con algo así todo rapidito y no quedó totalmente satisfecha, peeeero tampoco tenía chance de cambiarse.

Y ahí ya tuvo el primer error: Salir en una primera cita sintiéndote incómoda con la ropa que llevas puesta es malo porque eso automáticamente se convierte en “me siento fea” y lo vas a reflejar.

Cuando por fin salió de la casa, el tipo no aparecía. Lo llamó al celular y no contestaba. Lo volvió a llamar y nada. A la tercera llamada él contestó y le dijo: “te llamó ahora que no puedo hablar”
SILVIA pensó “nada, lo raptaron, un secuestro Express, ¡Dios mío qué hago!” y por miedo volvió a entrar en su casa. A los 15 minutos suena su celular y ella: - “aló”, él: - “tú ¿puedes salir ya?” (SILVIA sintió que le estaban dando una orden militar y no le gustó mucho, pero igual salió)

¿A que no se lo imaginan?... Consiguió una patrulla de policía con todo y luces encendidas y junto a los señores estaba él: Su cita de la noche acompañado de dos policías.

Ella lo saluda y enseguida escucha cuando él le dice a los policías: - “¿ven?, estaba haciendo tiempo para que ella estuviera lista... ¿verdad SILVIA?”
Ella confirmó su coartada y dejaron en paz al pobre hombre, que por andar dando vueltas como loco por la urbanización, los vecinos llamaron a la policía y dijeron que había un tipo sospechoso en un carro plateado. Él NO había podido hablar porque estaba mostrando sus papeles a los policías.

¡Por fin! ya estaban juntos y había que comenzar con la bendita cita (que la verdad ya no era tan bendita)

SILVIA le preguntó: - “¿a dónde vamos” y él en una de romanticismo le dijo - “Es una sorpresa... ¿tú comes de todo no?”
Ella le respondió que sí para no quedar mal, y también lo hizo porque en realidad lo único que NO come es japonés... Y ¡zas! acto seguido un restaurante japonés.
SILVIA casi se muere, pero NO dijo nada sino que pensó algo como “¿qué demonios?, escojo algo que no esté crudo y ya” Peeero, en otra de romanticismo y caballerosidad, él decidió ordenar por los dos.

Dice SILVIA “tenían que verme cuaimas, casi devolvía todo en su cara porque NO puedo con la comida cruda, sea japonesa, árabe o lo que sea, no puedo”
Lo bueno fue que él NO se había dado cuenta y ella pensó “ok, respira, esto es una buena anécdota para cuando salgamos la segunda vez y haya más confianza”

El rollo fue que en una de esas se pasó de “Wasabi” (condimento japonés extraído de una raíz del mismo nombre que tiene un sabor extremadamente fuerte) y empezó a llorar, a gotear por la nariz, hasta le faltó el aire… Y se convirtió en “la escena” del restaurante porque hasta los mesoneros fueron a auxiliarla.

No tuvo más remedio que confesarle al tipo que NO comía japonés y él se molestó porque ella pudo haberle dicho eso antes y no pasaba por esa incomodidad.
Después de perder el apurado maquillaje con la lloradera y no poder retocarlo (porque con el atore se le quedó el porta- cosméticos) se fueron a bailar.
Llegaron al sitio que ella había recomendado e insistido en visitar porque conocía a los dueños y ¿qué pasó?: ¡los rebotaron!

SILVIA, apenada, le decía al portero: - “disculpa, pero ¿está fulano?” y el portero: - “sí claro, me vas a decir que tú conoces al dueño”, ella: -“sí, es amigo de mi hermano y va mucho a mi casa, ¿lo puedes llamar?” y el portero: - “oye, pero que casualidad, él no está”

En medio de ese gentío, el portero tratándolos mal y el amigo de SILVIA le dijo “mejor nos vamos” Ella: - “¿a dónde?”, Él: - “te llevo a tu casa”
Así terminó la cita. No han hablado más y ella siente que quedó muy mal con él (la mentirosa, la creída que hace alardes de sus amistades importantes y malcriada por la mala cara que puso cuando regresaban a su casa)

SILVIA sabe que si salen de nuevo puede mejorar su imagen, pero él no ha llamado.
Nosotras te decimos: SILVIA, llámalo tú, tantea el terreno a ver qué tal responde él y date el chance de recibir un SÍ y demostrarle que eres mejor de lo que le pareciste la primera vez... O de recibir un NO y sales de dudas YA.

De todas maneras contamos con la ayuda de ustedes (cuaimas y hombres) para que le comenten a SILVIA lo que harían en su caso.
Cuaimas ¿llamarían o lo dejarían así?
Hombres ¿Qué piensan de todo esto que le paso a SILVIA? ¿Tiene razón o “se esta ahogando en vaso de agua”?

¡Gracias por toda la ayuda que puedan darle a esta cuaima que nos confió su gran preocupación amorosa!

09 octubre 2007

MARCANDO TERRENO ¡Y HOMBRES!

En varias oportunidades hemos hablado de lo importante que es “marcar el terreno” para que otras cuaimas sepan que ESE hombre tiene “cuaima que lo muerda”
Las técnicas clásicas son las de dejar ganchitos y colitas A LA VISTA en su carro, “olvidar” estratégicamente un suéter rosado en el asiento de atrás, colocar un peine y un espejo súper femeninos en la guantera, etc., etc., etc.
Pero hoy queremos dedicar la sección a los datos necesarios para MARCAR A LOS HOMBRES. Que si se ponen a ver es más o menos lo mismo ¿no? Es “el terreno como tal” que queremos mantener a raya de “otras cuaimas invasoras”
¿Y saben qué?... Hemos descubierto que hay muchísimas maneras de marcar a los hombres para que “esas otras” puedan darse cuenta de que él ya está ocupado.
Comencemos con las más típicas y que son, digamos, externas: - Regalarle un llavero muy especial. Ahora hay unos que vienen en forma de muñequitos que son muy lindos: tú tienes el de varoncito y él tiene el de cuaimita. Apenas se lo vean en la mano, dirán “ay vale, este chico tiene novia”
Otra forma de “marcado de hombres” es la franelita con la foto de los dos mientras estuvieron de vacaciones juntos o en la fiesta tal, en fin una franela con la foto de los dos como parejita feliz (funciona e inspira respeto y admiración por la cuaima que logró que un hombre usara esas cosas tan cursis)
Hay una técnica que viene desde años atrás: el tatuaje con el nombre de la cuaima. Es insólito, pero hay muchos hombres por ahí que llevan el nombre de su cuaima en alguna parte del cuerpo (esas también son cuaimas admirables porque marcaron terreno para siempre, ¿te imaginas salir con un hombre y descubrir que tiene un tatuaje que dice “Ana soy tuyo”?... simplemente ¡terrible! y se te quitan las ganas de todo)
Otra técnica de marcado de hombres que les está funcionando a muchas cuaimas es la de los piercings. Le piden al novio que se ponga uno muy femenino, con un corazoncito y ya. Quien lo vea dirá: “ya tiene novia, mira el piercing que le regaló” o “ayyyy, mejor le presento a mi amigo Pier”
Otra forma de demostrarle al mundo que ese hombre está “ocupado” es la conocida como: ESTILO VACUNO. Cuando tú sospeches que puede andar en algo raro o que va a salir con sus amigos y ¡uhm! NO te late muy bien el asunto, pues lo marcas como al ganado.
NO es que le vas a quemar la piel, noooo cuaima, es que te pones cariñosita, le das unos besitos para despistarlo y poco a poco vas bajando al cuello, cuando llegues a ese punto ¡zas, la transformación! Te conviertes en la cuaima apasionada drácula y le haces una “marquita” típica de un beso con mucha fuerza. Ya con eso NO habrá cuaima que dude de tu existencia.
Hay otra forma en este mismo ESTILO VACUNO que puedes lograr con labiales extra duraderos. Nosotras tenemos una amiga que usa labiales de colores fuertes y duraderos y cuando su novio va a salir por ahí, ella se despide de él muy amorosamente (besos y besos)... Y la pintura de labios es tan heavy que ese hombre por más que se lave la boca, el color no se le quita de los labios jajajajajajajajajajaja.
Otra idea que también puede ser buena es la de “guindarle un cartelito con el mensaje está ocupado” Bueno, no literalmente, pero si un dije con tus iniciales o las iniciales de los dos, por ejemplo (OK, a la hora de “cualquier cosa” se lo puede quitar, pero conociéndolos es probable que se les olvide ese detalle)

A ver cuaimas, cuéntennos:
- ¿Alguna vez han aplicado alguna técnica de Marcado de Hombres?
- ¿Les ha funcionado?
- O simplemente ¿No les parece bien eso de marcar terreno?

Ustedes hombres:
- ¿Han marcado territorio alguna vez?
-¿Han sido marcados por una cuaima?... ¿Respondieron que NO? ¡JA… Eso es lo que ustedes creen!

28 septiembre 2007

CUAIMAS "GEOGRAPHIC"

Imagínense un hábitat donde conviviéramos sólo dos especies. Hablamos de recrear un mundo animal donde NO hay un Rey León, sino una Reina Cuaima que lo gobierna todo. Donde además encontramos a unos seres pertenecientes al género masculino: Los Cachorros, también conocidos como “los gobernados”

Especie que subsiste de engullir grandes cantidades de carnes rojas y de beber litros y litros de cebada fermentada (aunque otros tantos prefieren las extraídas de la fermentación de la caña de azúcar o de cereales)

Estos seres también se caracterizan por andar en “manadas” porque es la mejor forma que tienen de sentirse “guapos y apoyados” (Y ese dato es fácil de comprobar porque con solo sacar a uno de la manada te darás cuenta de que se comporta de manera distinta y hasta podría convertirse en algo casi romántico)

Otra característica de Los Cachorros es que siempre andan “con ganas de amateo” y son de los que practican el refrán que dice “en tiempo de guerra cualquier trinchera es buena”

A estos específicamente podemos denominarlos: CD (Cachorros Descarriados) Sin embargo, hay otros que logran activar sentimentalmente el corazón y se convierten en unos CDD (Cachorros Domados y Dominados) que sólo practican amateo con una Reina Cuaima en especial.

Lo malo es que siempre tendrán presente en sus hormonas los deseos de descarriarse y la cuaima que posea al CDD (Cachorro Domado y Dominado) tendrá que cuidarlo y complacerlo para que se “aquiete”
No es una cuestión de sometimiento, sino de vigilancia permanente lo que le permite a la Reina Cuaima mantener a su Cachorro a raya de la perdición animal.

Pero ¿qué tienen Los Cachorros que las Reinas Cuaimas deseas? porque hay que reconocer que dentro de este reino animal tan especial definitivamente El Cachorro tiene dotes que llaman la atención de la Reina Cuaima.

La respuesta es muy sencilla: La Reina Cuaima NO puede permanecer sola el resto de su vida y además necesita del Cachorro para perpetuar las especies, porque de esta unión siempre saldrán: o más Reinitas Cuaimas o más Cachorritos.

Esa sería la razón que marca la naturaleza, pero aparte existen otras cosas como por ejemplo “la grata sensación que experimenta la reina cuaima al cazar a su presa”
La Reina Cuaima ATACA cuando hay un ambiente especial. Por ejemplo, un intercambio social en el Centro San Selvacio de la jungla entre Cachorros y Reinas Cuaimas.
La Reina Cuaima activa su olfato y comienza a rondar a los Cachorros presentes.

Luego de conocer el territorio y a sus habitantes, la Reina Cuaima escoge a un cachorro en especial y le monta el ojo. Sigue sus movimientos, estudia su comportamiento, observa sus dotes físicas recordando la vieja enseñanza que dice: “¡Bah! ¿Qué más da? TANTO VALE TAMAÑO COMO TÉCNICA”

Una vez que la Reina Cuaima encontró al cachorro ideal, viene el contacto visual. A lo que siguen el acercamiento, el ataque para demostrar la superioridad cuaimil, la seducción, la dominación del Cachorro y luego de lo que la Reina Cuaima considere “un tiempo prudencial” se entregan por completo al rito de apareamiento.
Rito de apareamiento que se conoce científicamente como ENTREGA ANIMAL de la que luego surgirán bueno y/o malos momentos que ya pasan a ser parte de otros temas.

Cuaimas, ¿qué les parece? ¿Les gusta la idea de ser CAZADORAS y NO CAZADAS?
Y ustedes chicos, ¿qué piensan de ser CAZADOS por Reinas Cuaimas?
A nosotras nos parece súper interesante este tema, con el que queremos poner en evidencia lo importante que es LA INICIATIVA a la hora de caerle a ese hombre o a esa cuaima que te gusta y por eso ¡nos encantaría que nos dejaran sus opiniones!

21 septiembre 2007

¿LA MALA O EL MALO DE LA PELÍCULA?

Siempre que se habla de infidelidad (sobretodo si las engañadas fuímos nosotras) la tendencia es ver a la tercera persona como LA MALA DE LA PELÍCULA, la culpable de que nuestro novio nos haya jugado BURRO MOCHO.

Eso lo pensamos a sabiendas de que para que una infidelidad suceda hacen falta DOS y muy probablemente nuestro amado novio sea el verdadero culpable.

Ahora la pregunta para el foro de hoy es esta ¿tú cuaima eres de las que suele ver a las otras como intrusas que pueden acabar con tu relación o estás clara y sabes que quien alborota la cosa es posiblemente tu novio?

En palabras más sencillas: ¿prefieres hacerte la loca y creer que las demás son las culpables y que tu novio no rompió ni un vaso? Parece mentira pero hay cuaimas que pareciera que tienen una gríngola en los ojos y se creen ese cuento de “yo no quería, ella me saltó encima”…

"La culpable”, “la bruja”, “la mala”, “la loca”, “la regalada” son algunos de los apodos que le ponemos las cuaimas a otras cuaimas que sentimos que pueden poner en riesgo nuestra relación o que, de hecho, la están poniendo.

No importa si el tipo es una verdadera rata pero siempre el aguacero le cae a la otra que probablemente no estuvo conciente del engaño porque ella también resultó ser engañada. Las armas siempre apuntan hacia la cuaima y no hacia el hombre.

Lo que pasa es que lamentablemente a veces hay cuaimas que se ganan el puestico porque de verdad que son descaradas y se ponen a buscar donde no se les perdió nada.
Pero también es cierto que la salida más fácil de muchas cuaimas es montarle un carón a la otra en vez de armarle un rollo al novio por estársela buceando tan descaradamente.

Por ejemplo: es como que estés pasando al lado de un tipo cualquiera, él se te quede viendo y entonces llegue la novia a caerte a gritos porque el novio se te quedó viendo. Es como loco ¿no?

Bueno, esos son unos ejemplos cuaimas pero ¿les ha pasado? ¿quién es realmente la mala o el malo? ¿cuántas veces han llegado a “simpatizar” con una cuaima ex de sus novios o con quien hubo en algún momento un cable pelado?

¿No lo hacen porque le tienen rabia o ideíta a esa cuaima? La pregunta es ¿por qué no le tienen idea a su novio en vez de a ella que a lo mejor ni tiene la culpa? ¿Son de las que defienden a muerte a su novio, lo creen incapaz de romper un plato y por eso siempre la culpa la tienen LAS DEMÁS?

14 septiembre 2007

NO TENGO NOVIO ¿Y QUÉ?

Tanto en Venezuela como en muchos otros países existe la falsa creencia de que si una CUAIMA está soltera, es porque "no encontró alguien que le hiciera caso" o nadie que “le parara”.

También se empieza a correr el chisme (incluso dentro del grupo de panas y a veces hasta de la familia) de que está soltera porque "la dejó el tren", o porque es fea, flaca, gafa, amargada, prepotente, le gusta ser 'rebelde', está "empavada” o, peor aún, le montaron un trabajo.
Ser soltera cuaimas no es pecado cuando uno es adolescente…peeeero, pasa que si tienes más de 20 años "y nada", la gente comienza a presionar, comentan y critican el hecho de que una cuaima no esté casada o no viva con un hombre.
Lo cierto es que la sociedad siempre va a criticar la independencia de nosotras las cuaimas, el hecho de ir contra la regla, de ir en contra lo que se supone que todas deseamos de manera "natural".
Y no es así, no todas las cuaimas NECESITAN estar con un pegoste al lado (entiéndase: HOMBRE). Hay quienes disfrutan la soltería, la valoran y además la entienden sin desesperaciones y sin rollos existenciales que abarcan frases como “nunca me voy a casar”, “¿será que soy yo?” etc. etc.
Vamos a tratar con la sección de hoy de que le vean el lado bueno a la SOLTERÍA (mientras dure) y que no se revuelquen en la miseria de creer que son las peores y que la vida la tiene agarrada con ustedes. Hay muchos puntos a favor de la soltería…
Por ejemplo, para muchas cuaimas estar soltera significa poder tener un espacio propio y disponer de su tiempo sin tener que sentirse mal por dejar afuera a alguien. La soltería les permite hacer lo que les de la gana, hacer lo que necesiten...
Definitivamente las cuaimas no tenemos que estar cerradas a las diferentes opciones. ¡No puede ser que sólo se pueda vivir o con novio formal o con un amigante o casada! La soltería puede ser una opción más.
Puede ser una ETAPA de tu vida, no tienes que vivir y morir con un HOMBRE al lado. Por ejemplo, las personas que se sienten más cómodas solas y que no encuentran una pareja que respete esos momentos de soledad pueden optar por la soltería.
Además, esto no quiere decir que sea para siempre. Eso de "para siempre", es demasiado estricto, es una condición muchas veces autoimpuesta que es un fastidio y te limita. Así que si OPTAS por la soltería no quiere decir que más tarde no puedas cambiar de opinión, o al revés.
Cuaimas, el punto es que la soltería no significa necesariamente soledad. No quiere decir tampoco que no compartas ni rumbees con tus panas.

¿Cuáles son las ventajas?
1.- No tienes que llamar a NADIE para comentarle que vas a salir con unas amigas, ni tienes que convencer a nadie de que “sí mi amor, la salida es de puras AMIGAS”.

2.-Cuando eres soltera puedes sentirte libre de “andar dando explicaciones”. Puedes caerte a tragos, llegar en “4 bloques”, estar enratonada al día siguiente (al punto de que no puedes abrir los ojos ni hablar) y no tienes que decirle a nadie qué fue lo que tomaste, cuánto tomaste o dónde te lo tomaste.

3.- Puedes “tantear el terreno” y estudiar las posibilidades que tiene “el mercado masculino”.

4.- Si sales no vas a tener que apagar tu celular para no recibir las llamadas de los amigos que “alborotan los celos” de un noviecito inseguro. Siendo soltera puedes hablar con quien te de la gana, delante de quien sea.

5.- Y la última que mencionaremos es la que correponde a rubro de la ECONOMÍA. Parece mentira pero estando sola seguro que no tienes que gastar dinero en regalitos, ni en detalles, ni día de los enamorados, cumpleaños, reconciliaciones etc.

Las cuaimas solteras tienen la gran ventaja de poder gastarse todo su dinero en ellas, y sólo en ellas... y esa definitivamente es la mayor de todas las ventajas de ser soltera: SÓLO TIENES QUE PENSAR EN TI.

Se nos ocurren muchas preguntas cuaimas: ¿qué otras ventajas creen que tenga el hecho de no tener novio? ¿Son de las que practican aquello de “mejor sola que mal acompañada”? ¿Se puede disfrutar realmente la soledad? o ¿les ha tocado ser señaladas por el hecho de no tener novio? ¡Cuéntennos!

07 septiembre 2007

CARTA DE UNA DESPECHADA

Esto que van a leer nos lo mandó una cuaima al correo de nuestra sección en 92.9 y está dedicado a todas las DESPECHADA.

Dice así: HERMANA MÍA…tal vez te parezca raro lo que te voy a decir: NO COMBATAS LA DEPRESIÓN. Solo siéntela, déjate arrastrar hasta al fondo, déjate llevar. Tienes que llorar hasta que quedes seca, húndete, respira y expira por la nariz cuando sientas que la desesperación se apodera de ti.
Respira lento inflando tu estómago y contando hasta cinco. Aguanta en cinco y expira en cinco hasta donde te quedes sin aire. La depresión debe asumirse, no debes huir de ella. Cuando lleves un tiempo así, poco a poco, cada vez que dejes de llorar te vas a sentir fresca y renovada.
Húndete día a día cuaima. Y mientras lloras, que sea siempre a solas, con la puerta cerrada, o en el baño, o donde sea, o en tu almohada, pero siempre a solas. Haz tu tarea, trabaja, lo que quieras…y si quieres dormir, duerme.
Y si no quieres comer...come fruta y toma mucha agua...porque las lágrimas te lo van a pedir (por la deshidratación). Aprovecha las películas para llorar…llora, llora, llora. Y créeme (dice esta cuaima que escribió esto) que un día, hasta te va gustar eso de llorar.
Y un día ya no podrás hacerlo, porque las razones las habrás olvidado, y hasta querrás forzarte a llorar. Y se hará un hábito en ti...y más que dolor, se convertirá en placer...y serás incapaz de odiar o de guardar resentimientos.
El tiempo, el llanto, dormir y dormir…y comer frutas y tomar mucha agua te curarán. NO COMBATAS LA DEPRESION ¡¡¡¡DISFRUTALA!!!! Y no olvides EXPIRAR, HASTA EL TOPE.
PERO SOBRE TODO
-concluye esta cuaima en su mail- HAZ QUE EL AMOR, ENCUENTRE SIEMPRE ABIERTAS LAS PUERTAS DE TU CORAZON..

Bueno cuaimas (y hombres también, porque ellos también se despechan) queremos saber lo que piensan sobre el despecho. ¿Cómo lo afrontan? ¿Eres de las que lo combate saliendo a rumbear o de las que se encierra a llorar como sugiere la cuaima que escribió el mail que acabamos de leer?
Hay cuaimas a las que el despecho les da por no comer y se ponen como unos palos. En cambio hay otras que les pasa al revés: la depre las pone a comer como trogloditas y suben de peso.
Muchas y muchos piensan que eso de encerrarse a llorar, la sufridera, el cuento, es puro masoquismo. Simplemente hacen lo imposible por no despecharse y hacerle frente al amargo momento.

Y nosotras pensamos que eso depende de lo que necesites. Hay cuaimas que necesitan llorar y así descargan todo lo mal que se sienten. Y vamos a estar claras, HAY DESPECHOS DE DESPECHOS, unos son más intensos que otros.

Todo depende de lo fuerte que haya sido la relación con tu novio y las razones por las que ya no están juntos .Ahora, lo que si nos parece masoquismo es ese cuento de ponerse a ver las fotos del tipo, que si escuchar la música que a él le gustaba, que si llamar a sus panas para preguntarles por él.

Nada que ver cuaimas, lo muerto muerto está. Ahora, ¿qué piensan ustedes? ¿es mejor llorar hasta secarnos? o debemos reprimir el llanto, hacer de tripas corazón y salir a la calle a disimular y fingir que estamos mejor que nunca aunque por dentro nos sintamos como un coleto.

¿Hay alguna clave o algún truco infalible para recuperarse digna y rápidamente de un despecho?

05 septiembre 2007

SECRETOS Y CONFIANZA CON TU NOVI@

Siempre que comenzamos una relación con alguien hablamos de nosotros mismos, de lo que nos gusta, contamos anécdotas de nuestra infancia y hablamos, hablamos , hablamos sin parar…

Claro, pero es que si no ¿cómo pretendes conocer a tu pareja o que te conozca? dicen algunas. Ahora, siempre hemos dicho que a pesar del amor que sintamos por nuestro novio o novia, de lo babeados que estemos, de lo CIEGOS de amor…NUNCA debemos hablar más de la cuenta…

NUNCA tenemos que contarlo todo, nuestro pasado, las cosas que hemos sido capaces de hacer, las veces que montamos cachos, los psiquiatras que hemos visitado o el número de veces que nos han engañado…

Aunque es muy lindo el cuento de la confianza en la pareja, definitivamente hay cosas que no se cuentan Y PUNTO. Cosas que no le agregan nada a la relación sino que, por el contrario, podrían ser “cuchillo para nuestro propio cuello”.

La confianza y los secretos en pareja deben ser de otro tipo, eso es lo que pensamos nosotras. No tiene sentido confesar cosas o soltar la lengua y ponernos “sincerotas” por el simple hecho de hacerlo y ya. Siempre hay que medir las consecuencias de lo que decimos y poner un filtro entre nuestro cerebro y nuestra lengua.

El FORO CUAIMIL que tenemos para hoy trata sobre eso justamente: LOS SECRETOS Y LA CONFIANZA CON TU NOVI@…
¿Qué podemos y qué no podemos contarle a nuestra pareja. ¿Hasta que punto debemos ser sincer@s? Hay quienes piensan que a su pareja deben contarle todo porque para eso es su pareja. ¿Eso está bien?

Y cuando hablamos de sinceridad, ésta no abarca solamente cosas del pasado sino, por ejemplo, cosas que están viviendo actualmente...
Por ejemplo: tu pareja no besa bien ¿se lo dirías? ¿se lo lanzas así y ya o buscas una forma de mejorar la situación sin necesidad de soltarle esa bomba?

Así que la idea es que nos escriban sus comentarios y nos digan qué cosas contarían y qué no a una pareja. O de repente, qué cosas contaron en algún momento de arrebato de confianza y que luego se arrepintieron…

Por amor uno hace muchas cosas y a veces HABLA muchas cosas que al final se devuelven en nuestra contra. Cuaimas que confesaron que habían sido infieles o que mintieron en algún momento de la relación…o peor aún, en relaciones PASADAS y tiempo después se lo sacaron en cara...

Entonces, si te callas información de ese tipo y no la cuentas ¿quiere decir que no quieres a tu pareja y que la relación no funciona? O por el contrario ¿te hace una persona considerada y clara en el hecho de que hay cosas que definitivamente NO se cuentan y ya?

¿Qué piensan ustedes?

27 agosto 2007

A ELLOS TAMBIÉN LES AFECTAN LAS HORMONAS

Los hombres siguen con la cantaleta de que las cuaimas somos incomprensibles, que ni nosotras mismas nos entendemos y que les hacemos la vida imposible con nuestras mañas cuaimiles, por eso decidimos mostrarles la otra cara de la moneda.
Mostrarles un espejito mágico para que vean que ustedes son tan complicados o enrollados como cualquier cuaima del mundo y que también tienen algunas hormonitas por ahí que les da un toque de incomprensibles y hasta de locos. Veamos los ejemplos de esto:

Si somos tiernas con ustedes y los tratamos de la manera más tierna posible, entonces nos acusan de ser cursilonas y ridículas.
Pero si los tratamos de manera poco cariñosa o tierna, entonces somos unas insensibles que no sabemos demostrar amor (nos acusan de ser algo así como “frías”)

Si NO nos arreglamos, entonces somos unas descuidadas que no sabemos estar pendientes del cuidado personal.
Aaaaah, pero si nos arreglamos entonces preguntan “ujummm, ¿no y que van sólo mujeres o acaso vas a lucirte frente a otros hombres?”

Cuando salimos y NO pagamos, nos convierten automáticamente en chulas aprovechadoras.
Pero si decidimos pagar más de una vez, entonces somos las que se creen la gran cosota y nos acusan de ser liberadas.

Si te horizontalizas con ellos sin pensarlo 2 veces, entonces somos unas regaladas y nos ponen nombres de cuanto animal cuadrúpedo se imaginen.
Peeeeero, si NO nos horizontalizamos de una, entonces NO los queremos o somos tan anticuadas que deberíamos estar encerradas pagando penitencia por ser tan gallas y atrasadas.

Si estando con ellos volteamos para ver a algún precioso elemento, entonces somos unas insensibles y potenciales infieles.
Pero si son ellos los que voltean a ver una cuaima escultural, entonces debemos perdonarlos porque “ay, es que esa es la naturaleza masculina”

Si te enamoraste de un (como dicen por ahí) “pata en el suelo” y te importa un bledo que no tenga el dineral porque NO es una de tus razones para escoger novios, entonces toooodo el mundo dice que eres una tonta (la gente cruel no puede ver mas allá y fijarse por ejemplo en que él tiene planes y metas)
Ahora, si sales con un millonario entonces eres una interesada que sólo busca resolver su vida (y más de uno dirá “pero si se nota que no lo quiere, sólo está con él por su dinero”)

Si una cuaima está de mal humor, entonces “está en esos días”, “es una amotinada”, “es una fastidiosa”, “se volvió loca”
Pero si un hombre está malhumorado: “ay pobrecito, tuvo un día difícil y su cuaima NO lo entiende”

Si eres fea, inteligente y NO tienes algunas partes lo suficientemente abultadas, entonces NO te paran fácilmente.
Pero si eres linda, voluptuosa e inteligente, entonces te tienen miedo y son incapaces de salir contigo para no sentirse menos.

Si un hombre le monta cachos a una cuaima y ella por el futuro de la relación decide perdonarlo, entonces se convierte en la tonta-retonta con la que él quiere hacer lo que le dé la gana.
Peeeeeero, si NO lo perdonas, entonces eres una cuaima que NO tiene aguante, valor ni madurez para llevar una relación.

Si un hombre tiene amante, entonces “ay ay ay, algo está faltando en la relación y lo está buscando por fuera”
Pero si es la cuaima la que tiene amante, entonces “¡Ah! ¡Qué zo… regalada!”

Otra locura masculina es que si la cuaima lo cela mucho, entonces “¡qué fastidio! es posesiva”
Pero si NO siente celos y ni le para al hecho de que otra cuaima lo vea, entonces: “eres muy desinteresada, ¿ves? por eso es que después puedo portarme mal”

Así como estos ejemplos hay más ¿verdad? Seguro muchos se nos quedaron por fuera y por eso les pedimos que nos ayuden a completar esta lista de esas cositas masculinas incomprensibles con las que se han topado alguna vez.
Por lo pronto nosotras concluimos que en las relaciones ambos bandos tenemos cositas que nuestras parejas NO terminan de comprender, pero ¿eso significa el final?... No necesariamente, definitivamente el punto es que todos debemos enorgullecernos de comprender y entender al otro.

Así que hombres dejen la novela, no quieran hacerse las víctimas y acepten que sus hormonas (o lo que sea) también les juegan malas pasadas.

20 agosto 2007

NECESITO QUE ME VEA

Eso precisamente es lo que necesita una amiga cuaima que nos escribió y a la que llamaremos LIZA. Ella dice “cuaimas, necesito que él me vea, que ese hombre que me encanta sepa que existo”
El caso es que LIZA está locamente enamorada de un tipo que estudia en la misma universidad que ella, peeeeeeero está enamorada sola y cuaimilmente lo acepta y lo asume: “yo sé que no me para porque ni me conoce, pero cada vez que lo veo muero de las ganas de brincarle encima”
Te entendemos LIZA, estás pasando por esa experiencia en la que uno dice “es que si me conociera, se enamoraría enseguida de mí”
Es casi seguro que alguna una vez hayan pasado o vivido algo como lo de LIZA, por eso el plan es que todos les demos ideas de lo que puede hacer para lograr que ese hombre por fin la vea. Nosotras arrancamos con un par de datos para LIZA.
Primer dato: LOGRAR CONTACTO VISUAL. Deja la pena a un lado y haz todo lo posible para que te vea, pero no por casualidad, sino que te vea bien, de frente, de cara a cara.
No es que lo vas a tropezar y luego pegar la carrera porque te dio pena, nooooo, la idea es que hagas CONTACTO VISUAL COMPLETO CON ÉL.
(Ejemplo: mientras estén en la cola para comprar el ticket en el cafetín, ponte detrás de él y pregúntale si tiene cambio o si sabe cuánto cuesta el jugo de fresa)
¡Ah! y no creas que esto es solamente una vez, noooo, tienes que hacerlo en varias oportunidades para que el vaya identificándote. Claro, sin irte de palo ni convertirte en su sombra porque podría sospechar que andas en algo raro.
Lo importante es que sepa de tu existencia, pero que no se dé cuenta de que estas súper pendiente de él (porque ahí si te decimos LIZA, perderá todo el interés)
Ahora ¿para que sirve todo esto del contacto visual y de que “accidentalmente” te vea a cada rato? Muy sencillo cuaimas (sobretodo LIZA) para que llegue el momento en que, de tanto verte, te reconozca visualmente y te salude de forma automática (porque créannos que eso pasa, te ha visto tanto que ya siente que te conoce de alguna parte)
Y es en este momento estelar donde debes aplicar el Segundo Dato: CONVERSACIONES ESPONTÁNEAS (Él: “¡Hola!” y tú: “¡Hola!, que gentío hay en el cafetín hoy ¿verdad?”)
Lo siguiente es averiguar a qué sitios va, si practica algún deporte en la universidad, dónde se la pasa, etc. La idea es que busques la manera de estar en los mismos sitios que él. Así cuando lo veas le dirás “hola, que casualidad encontrarnos aquí”
LIZA lo mas importante es que tú misma te darás cuenta si tienes vida o no con ese hombre porque si cada vez que te lo encuentras él ni te sonríe, ni te saluda, ni voltea a mirarte, entonces es como “demasiado desgaste” pasar a otro nivel.
Definitivamente es algo que se siente... Uno sabe cuándo le gusta a otra persona, cuándo hay un pase de corriente.
Estos datos te servirán (como tú misma lo has pedido) para que ÉL TE VEA. Pero NO puedes olvidarte de tu intuición cuaimil para descartar SI le gustas o NO.
Si ustedes tienen algunos datos para LIZA pueden dárselos por aquí y si por casualidad vivieron una situación parecida ¿nos las cuentan?

15 agosto 2007

EL AMOR Y LAS LEYES DE MURPHY

A quién no le ha pasado por ejemplo esto: estás metido en una cola, nada que tu canal avanza, decides pasarte al de al lado y ¡zas! de repente el canal donde estabas comienza a moverse como por arte de magia…
O típico, tienes el llavero en la mano, pruebas abrir la puerta con todas las llaves y ¡la última! es la correcta. Esas son las clásicas leyes de Murphy y le ha pasado a todo el mundo…
Sin embargo, el amor y las relaciones también tienen sus propias leyes de Murphy. Nosotras conseguimos algunas, aportamos otras de nuestra cosecha personal y esperamos que ustedes hagan su aporte escribiendo sus comentarios...
Comenzamos: Los tipos que siempre mueren por nosotras...siempre son feos…
Sin embargo, el hombre que está medio chévere, con algo de dinero y simpático que se muere por ti...no te gustará porque seguro pensarás que se "viste mal", tiene mal aliento o alguna cosa por el estilo…
Ahora, resulta que te encuentras un HOMBRE que es bello, súper simpático, se viste bien, tiene algo de dinerín, es de buena familia, etc. y, como si fuera poco, muere por ti...peeero le tiene pánico al compromiso…
Si el caso es que él se muere por ti y tú por él, si es que no tiene novia, está casado, comprometido, con algún problema físico y psicológico grave...siempre, al final, su religión, su raza, su ubicación geográfica, su edad, su mamá o algo por el estilo, le impedirá comprometerse contigo…
Los tipos que están chéveres muchas veces son unas ratas o son pesadísimos y excesivamente sobrados…
En cambio, los que son simpatiquísimos, buena gente, honestos, respetuosos etc. etc….son HO RRI BLES…
Un HOMBRE que es lindo, que está BASSTANTE CHÉVERE, que es simpático, con el que puedes hablar toda la noche y que además te entiende a la perfección... es medio “RARO”…
Otra Ley de MURPHY es esta: El hombre que es bello, lindo, simpático, con el que puedes hablar por horas, te entiende y no es “RARO”... es porque está perdidamente enamorado de otra...
Los hombres que están chéveres, son simpáticos y son heterosexuales...tienen novia o son casados…
Los comprometidos o casados que son simpáticos, bellos y heterosexuales... son mujeriegos...
Y si encima, estos que están comprometidos, casados, que son bellos, heterosexuales de paso, se creen simpáticos, olvídalo, son aún más mujeriegos que los anteriores…
Los bellos, galanes y de buenos sentimientos... están pelando y seguro no te podrán invitar al cine ni siquiera un lunes popular…
Los hombres feos, simpáticos y con dinero...creen que están buenos…
Los hombres bonitos, simpáticos y con dinero... creen que sólo estamos con ellos por su dinero…
Los hombres más o menos lindos, con algo de dinero y aceptablemente simpáticos...creen que merecen la cuaima perfecta (salida de un concurso de belleza, simpática, con dinero, etc etc)…
Los que están buenos, son demasiado simpáticos y excesivamente caballerosos pero sin dinero...están detrás de nuestro dinero…
Los feos, antipáticos y sin dinero...sobran en Caracas y en el mundo…
Y esta ley es directamente con ustedes HOMBRES: la probabilidad de salir con la cuaima que te gusta es directamente proporcional al sentimiento de repudio que te tiene...
Cuando dos hombres compiten por el amor de una cuaima... no lo ganará ninguno de los dos, sino el idiota que se metió y que no tenía nada que ver en el asunto…
Otra ley de MURPHY para los HOMBRES es esta: si estuviste mucho tiempo solo, pelando en materia cuaimil, de repente aparecerán varias al mismo tiempo pero solo podrás elegir una…
Cuando estas libre, no levantas ni el polvo. Si tienes novia, todas quieren salir contigo y tus panas te quieren presentar a sus amigas…
Aja, y la intensidad con que se cumple la regla anterior depende de que tan fiel le seas a tu cuaima…
Esta les va a encantar, escuchen: la probabilidad de que, ESTANDO con tu novia en su casa, aparezcan sus papás, es directamente proporcional a qué tan bien la estén pasando…
El día tu novia te manda para el infierno, todas las cuaimas con las que intentas “desahogarte” tienen su mismo nombre…
Otra Ley de Murphy masculina es esta: si hay posibilidad de que un preservativo se rompa... se romperá…
Los HOMBRES “quedados” que no le caen a una cuaima, se asustan cuando es la cuaima la que les cae a ellos...
Otra LEY DE MURPHY es esta: siempre sales sola con tus amigas y nunca te consigues al tipo que te gusta. Basta que salgas UNA SOLA VEZ con un amigo para que seguramente veas al amor de tu vida...
Otra puede ser (ya mencionamos su equivalente en los HOMBRES): no tienes novio y, fijo, NO te cae naaaadie...
Pero basta que tengas novio y te levantas hasta al perro de la esquina...
Otra: nunca sales sin tu novio cuaima, pero se te ocurre escaparte con tus amigas y, ahí está, te consigues a su mejor amigo...
Y lo increíble es que a pesar de todo esto que hemos dicho, a pesar de saber de la existencia de estas LEYES DE MURPHY y padecerlas, seguimos cayendo tanto cuaimas como HOMBRES...

RANKING ESPANTA HOMBRES

Definitivamente hay cosas que FUMIGAN la pasión de un HOMBRE...cosas que hacen que el tipo en cuestión corra atacado y nos deje el pelero para siempre.
Nosotras hicimos un ranking con las que creemos pueden ser esas cosas horribles que le quitan emoción a cualquier hombre que quiera salir con una cuaima...

A continuación les mostramos nuestra lista y, por favor, si quieren agregar otra (que sabemos que hay más) pueden hacerlo con confianza chicos. Las cuaimas sabremos agradecerlo...

1.- EL MAL OLOR: atención cuaimas con aliento a cebolla, ajo y demás ingredientes...no hay manera de desviar la atención de un olor así. Tomen las previsiones necesarias: menticas, chiclets, cepillado u odontólogo (en casos extremos)…
2.- EL PERFUME: La idea es perfumar, no intoxicar. Por favor, no se bañen en perfume y no exageren con los olores demasiado fuertes
3.- VELLOS NADA BELLOS: Nos atrevemos a asegurar que el 99.9% de los HOMBRES están de acuerdo en que no existe nada peor que cuaima que no se afeite las piernas, axilas o línea del bikini. Un hombre puede desencantarse rápidamente si ve una pierna peluda…
4.- BATALLÓN DE AMIGAS: por ejemplo, estás con el chamo que te gusta y que aún no le has presentado a nadie. De repente, llega el batallón de tus amigas “casualmente” al sitio donde están ustedes dos y se le lanzan encima para conocerlo…Chicas ¡tarjeta roja! un HOMBRE en esa situación que piensa que necesitas de la aprobación de tus amigas para estar con él…
5.- EXCESO DE MAQUILLAJE: nada de pegostes en la cara, lo natural es lo que manda: brillito, rimel y blush...
6.- LA CHILLADERA. Esta es la razón por las que muchos HOMBRES se desencantan. Mosca cuaimas si ustedes son de aquellas que en vez de hablar, chillan…Por eso recuerden siempre el refrán que dice “el sabio calla, el inteligente habla y el burro grita”…
Ahora les preguntamos a los chicos ¿cuáles son esas cosas que hace una cuaima y que provoca que no quieran salir más con ella?

31 julio 2007

CUANDO SE TRATA DE AMOR… ¿QUÉ NOS PASA?

Si consultamos un diccionario el concepto de amor, podemos encontrar en resumen algo como: Conjunto de sentimientos que ligan una persona a otra, o bien a las cosas, ideas, etc.
Pero lo increíble es que “ese conjunto de sentimientos” es mucho mas complicado de lo que parece y seguramente estaremos tratando de entenderlo por el resto de nuestras vidas.
Alguna vez te has preguntado ¿Cómo llega el amor?, ¿acaso es algo que puedes prever y manejar? Nosotras creemos que es casi imposible porque “ese conjunto de sentimientos” NO se puede manejar como si fueran materias que ves en clases, en las que estudias, te aprendes todo y pasas el examen… ¡Nada que ver! EL AMOR definitivamente es misterioso y del que podemos aprender solo cuando estamos viviendolo.
Es comun escuchar frases como: “pana, no puedo creer que el amor a mi vida haya llegado”… pero es asi, muchas veces EL AMOR se presenta en tu vida y ni siquiera te diste cuenta de cómo fue que aparecio. Solo sabes que estas IN LOVE TOTAL (enamorado-a) y que simplemente quieres ser correspondido, ¡recibir lo mismo a cambio y ya!
Lo cierto es que para EL AMOR, hay que reconocerlo, un monton de veces somos torpes y no sabemos qué hacer. Para otras cosas somos inteligentes, quizas buenos en clases, de repente nos destacamos full en algun deporte, etc., pero ¿QUÉ NOS PASA CUANDO DE AMOR SE TRATA?...
Ok, tampoco es que estamos tan locos y no nos damos cuenta de que estamos enamorándonos. Claaaaro que reconocemos que estamos pendientes de la otra persona y que nos gusta como para llegar a algo mas, pero al mismo tiempo se nos ocurren millones de preguntas y no sabemos como responderlas.
Uno siente que se le nubla la mente, no hay respuestas por ninguna parte a esa cantidad de interrogantes y, de pana, no sabemos qué pensar.
Que si ¿sera que le gusto yo tambien?... ¿De verdad pensara en mi?... ¿Qué hago, esto sera algo serio o simplemente “unos besos” y ya?
Lo cierto es que CUANDO DE AMOR SE TRATA tenemos muchisimas dudas y preguntas, pero lo bueno es que entre todos podemos ayudarnos… ¡Cuentanos tu historia de amor!, ¿Cómo hiciste para caerle a esa chama que te gustaba?, ¿Cómo descubriste que ese chamo si estaba tan pendiente como tu?
¡Compartiendo nuestras historias, tambien estaremos compartiendo nuestros aprendizajes del amor!