Páginas

09 octubre 2007

MARCANDO TERRENO ¡Y HOMBRES!

En varias oportunidades hemos hablado de lo importante que es “marcar el terreno” para que otras cuaimas sepan que ESE hombre tiene “cuaima que lo muerda”
Las técnicas clásicas son las de dejar ganchitos y colitas A LA VISTA en su carro, “olvidar” estratégicamente un suéter rosado en el asiento de atrás, colocar un peine y un espejo súper femeninos en la guantera, etc., etc., etc.
Pero hoy queremos dedicar la sección a los datos necesarios para MARCAR A LOS HOMBRES. Que si se ponen a ver es más o menos lo mismo ¿no? Es “el terreno como tal” que queremos mantener a raya de “otras cuaimas invasoras”
¿Y saben qué?... Hemos descubierto que hay muchísimas maneras de marcar a los hombres para que “esas otras” puedan darse cuenta de que él ya está ocupado.
Comencemos con las más típicas y que son, digamos, externas: - Regalarle un llavero muy especial. Ahora hay unos que vienen en forma de muñequitos que son muy lindos: tú tienes el de varoncito y él tiene el de cuaimita. Apenas se lo vean en la mano, dirán “ay vale, este chico tiene novia”
Otra forma de “marcado de hombres” es la franelita con la foto de los dos mientras estuvieron de vacaciones juntos o en la fiesta tal, en fin una franela con la foto de los dos como parejita feliz (funciona e inspira respeto y admiración por la cuaima que logró que un hombre usara esas cosas tan cursis)
Hay una técnica que viene desde años atrás: el tatuaje con el nombre de la cuaima. Es insólito, pero hay muchos hombres por ahí que llevan el nombre de su cuaima en alguna parte del cuerpo (esas también son cuaimas admirables porque marcaron terreno para siempre, ¿te imaginas salir con un hombre y descubrir que tiene un tatuaje que dice “Ana soy tuyo”?... simplemente ¡terrible! y se te quitan las ganas de todo)
Otra técnica de marcado de hombres que les está funcionando a muchas cuaimas es la de los piercings. Le piden al novio que se ponga uno muy femenino, con un corazoncito y ya. Quien lo vea dirá: “ya tiene novia, mira el piercing que le regaló” o “ayyyy, mejor le presento a mi amigo Pier”
Otra forma de demostrarle al mundo que ese hombre está “ocupado” es la conocida como: ESTILO VACUNO. Cuando tú sospeches que puede andar en algo raro o que va a salir con sus amigos y ¡uhm! NO te late muy bien el asunto, pues lo marcas como al ganado.
NO es que le vas a quemar la piel, noooo cuaima, es que te pones cariñosita, le das unos besitos para despistarlo y poco a poco vas bajando al cuello, cuando llegues a ese punto ¡zas, la transformación! Te conviertes en la cuaima apasionada drácula y le haces una “marquita” típica de un beso con mucha fuerza. Ya con eso NO habrá cuaima que dude de tu existencia.
Hay otra forma en este mismo ESTILO VACUNO que puedes lograr con labiales extra duraderos. Nosotras tenemos una amiga que usa labiales de colores fuertes y duraderos y cuando su novio va a salir por ahí, ella se despide de él muy amorosamente (besos y besos)... Y la pintura de labios es tan heavy que ese hombre por más que se lave la boca, el color no se le quita de los labios jajajajajajajajajajaja.
Otra idea que también puede ser buena es la de “guindarle un cartelito con el mensaje está ocupado” Bueno, no literalmente, pero si un dije con tus iniciales o las iniciales de los dos, por ejemplo (OK, a la hora de “cualquier cosa” se lo puede quitar, pero conociéndolos es probable que se les olvide ese detalle)

A ver cuaimas, cuéntennos:
- ¿Alguna vez han aplicado alguna técnica de Marcado de Hombres?
- ¿Les ha funcionado?
- O simplemente ¿No les parece bien eso de marcar terreno?

Ustedes hombres:
- ¿Han marcado territorio alguna vez?
-¿Han sido marcados por una cuaima?... ¿Respondieron que NO? ¡JA… Eso es lo que ustedes creen!

0 ¡Deja tu comentario!:

Publicar un comentario