Páginas

08 febrero 2008

LO VEO Y AUN SIENTO UNA COSITA

Esta es una sensación que seguramente muchas cuaimas habrán tenido alguna vez y que es mas conocida por un viejo refrán o dicho que reza: “donde hubo fuego… cenizas quedan”
Es que a veces, cuando terminas por las buenas con un novio, con el tiempo sientes nostalgia de lo que pudo haber sido esa relación. Piensas en el montón de planes que tenían y en qué estaría pasando y cómo seria tu vida si aun estuvieran juntos.

      La vida está llena de decisiones que vamos tomando a medida que transcurre. Desde la más simple como “¿qué ropa me pondré hoy?” hasta “Dios mío ¿será que me caso con él?”
      En fin, la cosa es que en muchas ocasiones estamos orgullosas de nuestras decisiones, otras no tanto, a veces nos arrepentimos y nos provoca devolver el tiempo para resolverlo, pero las cosas pasaron ¿y la vida? simplemente continúa y debemos estar claros en que “lo que pasa es lo mejor"
      Pero acaso ¿no podemos darnos el gusto de rememorar el pasado?, ¿no podemos pensar o mejor dicho imaginar lo que pudo haber sido?... Eso NO le hace daño a nadie que realmente este segur@ de sí mism@.
      Además, imagina esta situación: No estás saliendo con alguien, ves a esa ex pareja después de muchos años, se saludan con muchísima emoción, quedan en verse y prácticamente se te presenta la oportunidad de “recordar viejos tiempos” ¿Qué vas a hacer? ¿Vas a negarte a ese placer? O no lo consideras “un placer” y ¿prefieres dejar las cosas como están?
      De eso queremos que nos hablen ustedes en esta edición. ¿Han tenido esa sensación de “donde hubo fuego… cenizas quedan”? ¿Han encendido de nuevo esa ceniza o han soplado para el viento se las lleve bien lejos?
      Como todo en la vida, este asunto de “recordar viejos tiempos” tiene sus cosas buenas y malas. Nosotras supimos de un caso de una cuaima que tuvo su primer novio en el colegio, luego entraron a la universidad y ella lo dejó porque se enamoró de otro y le dijo toda la verdad al que era su novio.
      Años después ella vio a ese primer novio, se arrepintió, se dio cuenta de que él era todo lo que ella había querido tener en una pareja, se dejó llevar por la nostalgia y recordó “viejos tiempos” (malo no fue).
      Lamentablemente él solo quería vivir “ese breve instante” y la mando a volar “hasta el infinito y más allá” (Como diría Buzz Lightyear de la película Toy Story jejejeje)
      Ahora esa cuaima tiene su pareja, viven juntos y todo, pero ella sigue pensando en el ex novio. Como quien dice por ahí “le salio el tiro por la culata”… Entonces ¿Qué hacer cuando sentimos que “donde hubo fuego… cenizas quedan”?

0 ¡Deja tu comentario!:

Publicar un comentario