Páginas

07 marzo 2008

UNA AYUDITA PARA UNA CUAIMA NECESITADA

Cuando nos enamoramos escuchamos y creemos lo que queremos creer, nos entusiasmamos tanto que nos dejamos llevar por el amor y sencillamente no hay nadie que nos saque de ahí. Nos volvemos como ciegas. Los HOMBRES conocen esa debilidad nuestra, ese “todo corazón” que nos identifica y se valen de eso para hacer las cosas a su ritmo. El caso de hoy PODRÍA ser un ejemplo de esto. ¿Ustedes que dicen?

      Este es el caso de una cuaima que nos escribió hace un par de semanas y nos pidió que por favor la ayudáramos. Está en esa etapa en la que necesita escuchar opiniones y saber si son ideas suyas o realmente tiene razones para sentirse como se siente. Tratamos de resumir su caso y se los transcribimos a continuación:
      ...“empece a salir con alguien sin ningun tipo de compromiso y sin ningun tipo de sentimientos más que pasarla bien. Estas salidas empezaron a repetirse más a menudo y después de un tiempo me confeso que tenía novia. Sin embargo, yo seguí con la relación y todo se fue poniendo más intenso (al menos para mi).
      Comencé a sentir cosas que se supone no debía. Él empezó a decirme que me quería, que no quería que lo dejara, pero tampoco me decía que iba a dejar a su novia (...) él siempre me preguntaba qué era lo que sentía por el y siempre conversábamos de nuestros sentimientos.
      Me contó que no podía dejar a su novia porque resulta que ella a sus 23 años fue virgen para él, tienen poco tiempo juntos pero todo es muy formal: él conoce a su familia etc. (...) igual seguiamos saliendo y me pedía que no lo dejara, que era una situacion muy dificil pero que se sentía muy bien conmigo. Me dijo que me quería y que era muy importante para él.
      El 13 de Febrero voy caminando por la calle y ¡zaaaaas! me los consigo. Yo no la conocía y eso fue para mi super fuerte, lo único que hice después de eso fue llorar. Él no escribió ese dia. El día de los enamorados me mando un mensajito y en la noche me dió por escribirle y preguntarle qué estaba haciendo.
      Me llegó un mensaje desde su cel que decía: ESTOY CON MI NOVIA. Me pareció bien cruel esa respuesta. Me molesté y le escribí un par de cosas. Así que luego de eso él me llamo y me dijo: ESTOY CON MI NOVIA, NO ME LLAMES NI ME ESCRIBAS.
      Yo me quería morir, no podía creer lo que estaba pasando, me sentí super mal. Al otro día le escribi y le dije que necesitaba que habláramos y me dijo esto: hiciste mal, no tenías por qué molestarte y escribirme cosas porque tú sabías que yo tenía mi novia (...) yo no te respondí ni un mensaje, todos los respondió ella, le preste el cel para que hiciera una llamada cuando entró tu mensaje. Mejor quedamos como amigos, te quiero y te extraño mucho pero no podemos seguir haciéndonos daño.
      Ese fue el fin. Me sentí muy mal porque la novia no tiene la culpa de nada y yo seguro les eché a perder el momento, además la otra (obvio) soy yo. Mi intención no era lastimar a nadie ni quitarle su novio pero ¿cómo hacía si ya estaba bien enamorada?
      La pregunta es ¿por qué no me dijo eso antes? ¿por qué insistía en que yo expresara mis sentimientos? Me enamoré y dije hasta lo último que sentía. Me siento super mal. Siento que jugó conmigo.
      Por no presionar ni exigir me quedé sola: enamorada y extrañandolo demasiado (....) supongo q me engaño y que nunca sintió nada. No entiendo por qué, después de que me pidió que no lo dejara, ahora es él el que termina con todo. NECESITO UNA OPINIÓN.”
      ¿Qué creen ustedes cuaimas, que piensan acerca del caso de esta oyente? ¿Se merecía el fin de la relación de esa forma? ¿Piensan que “guerra avisada no mata soldado” y que eso se veía venir tomando en cuenta la naturaleza de la relación?
      O creen que el tipo fue una rata más y que simplemente se aprovechó de ella para tener “lo mejor de dos mundos”. Quién quita ¿será que él sí la quería como decía pero se asustó y al final no supo manejar la situación?
      ¡Ayudemos a esta cuaima!

0 ¡Deja tu comentario!:

Publicar un comentario