Páginas

04 abril 2008

¿TIENE PROBLEMAS DE ACTUACIÓN?


Cualquiera puede tener “un mal día”, “un mal momento”, quizás algo de “mala suerte mezclada con nervios” y por eso las primeras actuaciones NO suelen ser las mejores del mundo. Muchos ya saben que las cosas NO ocurren como en las películas donde, desde la primera vez, todo es maravilloso... Sí OK puede que haya sido bonito por todo lo que ese momento implica, pero NO necesariamente fue BUENO.

      Definitivamente en esta materia de la actuación hay que tener paciencia y entender que los actores debemos acoplarnos dándonos el tiempo necesario para conocernos mejor y así complacernos como se debe en cada escena.
      Hay que tomar en cuenta que en las primeras actuaciones entran en juego un montón de puntos importantes: el miedo escénico o timidez, las ganas y su respectivo control, las dudas “¿lo estaré haciendo bien?” “¿le gustará?”, en fin, los nervios atacan hasta a los mas fuertes actores de carácter.
      Comentamos el tema porque Paola escribió hace dos semanas pidiéndonos ayuda en su caso y nosotras le prometimos que lo íbamos a tratar aquí para que todos ustedes también pudieran aconsejarla con sus opiniones (sobre todo los hombres que pueden darle su punto de vista masculino) El cuento de Paola comienza así:
      - Cuaimas, necesito ayuda urgente, hay un chico que me gusta y es evidente que por mis dotes cuaimiles yo le gusto. Ya llevamos cierto tiempo saliendo, pero él no había querido proponerme actuación, según porque me respetaba. El día llegó, ninguno de los dos pudo más, y ESAAAAA, la hora de la actuación llegó. No puedo negarlo, MUUY bueno, pero al final terminé calificándolo como para doble del protagonista porque el amigo se fue muy rápido del escenario. Lo tomé como la emoción del momento, el lugar (un vagón de teleférico) y bueno, lo dejé pasar.
      Luego de cierto tiempo, le dio por cuadrar un rapto, la idea genial, el lugar espectacular, la comida de película, el escenario de Hollywood y los ensayos ¡mejores imposibles! Llegó el momento de actuar en serio, todo iba perfecto hasta que de pronto…El terminó repentinamente la obra… ¡NOOOOOOOOO! Se podrán imaginar mi cara, OK, tenia cierto tiempo que no pasaba pero ni un comercial entre nosotros y lo tome como sobre actuación.
      Segunda escena, todo iba bien, y de repente, puuuuffff, la razón de la actuación murió. Cuaimas, ese hombre se quería como morir, según el jamás le había pasado con nadie. Pero como dicen que a la tercera va la vencida, lo intenté de nuevo, pero que va cuaimas, aun haciendo mi mejor y más grande esfuerzo NAAAAADAAA, la razón de la obra no revivió nunca más.
      Si no me gustara como me gusta, lo hubiese mandado al demonio, pero creo que para todo en la vida hay solución. SOS colegas. No me pierdo su programa. Saludos y besos para todas las cuaimas que las escuchan.
      Bueno, allí tienen el caso de Paola ¿Qué opinan?, ¿Por qué pueda estar ocurriendo esto? Nosotras creemos que pueden ser varias cosas:
      1.- Que está pasando por momentos de tensión que no lo dejan disfrutar como se debe (trabajo, estudios, asuntos familiares)
      2.- ¿Quizás tenga algún secreto escondido en un closet?
      3.- No se siente atraído por su cuaima, pero no encuentra la manera NI el valor para terminar y mientras tanto se obliga a seguir con la relación (peeeero lo que nos hace dudar de este ultimo punto es que “el desanimo de actuación” no fue después de un tiempo, sino que se presentó desde el primer momento ¿no es raro eso?)

0 ¡Deja tu comentario!:

Publicar un comentario