Páginas

03 julio 2009

COSAS QUE A ELLOS LES PREOCUPAN

           Los hombres son tan diferentes a las cuaimas que, a veces, hasta da risa que nos digan “complicadas” cuando los que realmente se complican con tonterías son ellos.
Cuando tenemos problemas, dudas o queremos consejos sobre algo, nosotras las cuaimas simplemente buscamos ayuda, pero ¿Qué hacen ellos? Cuando tienen dudas o preguntas se cierran y son incapaces de mostrarse vulnerables ante los demás. 
Tenemos una lista de preguntas que posiblemente los hombres se hacen a sí mismos, pero que son incapaces de comentarlas por miedo o por pena.
En serio muchísimos hombres se quedan con las dudas, antes de revelar al mundo que las tienen ¿Tendrá algo que ver su EGO masculino con todo esto?
Bueno, después de investigar un poquito conseguimos algunas preguntas que ellos quizás se hacen y, aunque trataremos de responderlas, queremos que ustedes HOMBRES nos ayuden a aclararlas. Además si tienen otras preguntas secretas pueden revelarlas aquí ¡Aprovechen el anonimato!
La primera pregunta: ¿A las cuaimas de verdad les importa el tamaño? Todo es variable y dicen que científicamente (o médicamente) NO existen medidas determinadas que den placer y otras que no.
Para aliviar un poco esta duda que NO aclaran con nadie, queremos comentarles lo que dicen algunos especialistas: “no existe la INcompatibilidad entre un hombre y una cuaima a causa del tamaño”
Otra pregunta: ¿Es cierto que los hombres sienten deseos de ACTUAR con más frecuencia que las cuaimas? Pues sí como que es CIERTO porque dicen que esa es la forma en la que ustedes se aseguran de ser amados (como que creen que mientras más actúan, más los quieren)
Un comentario, no sabemos si viene al caso, pero igual queremos decírselos es que un especialista descubrió que la mayoría de los hombres, engaña poco a las cuaimas.
Él dice que la “capacidad actoral” del hombre es muy frágil y cuando decide casarse o vivir con una cuaima, es porque HA CONSEGUIDO EN ELLA A LA PERSONA QUE LO TRANQUILIZA EN ESE SENTIDO.
Dice que muchas veces un hombre realmente enamorado (por los nervios) es “incapaz” de completar la tarea en la primera actuación. Al parecer, venciendo el problema en las actuaciones siguientes y demostrándole a esa cuaima (del que está enamorado) que SÍ PUEDE, se siente más seguro de su virilidad y este hecho lo asocia directamente con ella.
Es como si pensara “bueno, con ella estoy bien, me siento bien y me funciona bien, pues me quedo con ella porque me hace sentir bien”
Vamos con otra posible pregunta: ¿dónde seré más sensible? Y muchas creemos que esta pregunta se la hacen 1.- los hombres que tienen miedo de explorarse ó 2.- los hombres que no han tenido buena comunicación con su cuaima en la actuación y no se han atrevido a pedirle a sus parejas que les busquen “esas zonas”
¿Saben qué creemos? Que los hombres están acostumbrados a tener el “papel activo” en la actuación y por eso les cuesta “dejarse explorar”
Aquí va otra pregunta: - ¿Existe una frecuencia “normal” entre una actuación y otra o será que yo me tardo mucho en “volver a arrancar”? El especialista dice que NO existe una frecuencia “normal” establecida.
Otra: ¿es normal practicar “un monologo” aunque lleves una vida “actoral” plena? (parece mas una pregunta que se hacen las cuaimas)… SÍ y ya lo hemos dicho, NO importa que tan bien estén en la actuación, ellos nunca dejarán de actuar “a solas”
Otra: ¿es posible que la “fiiiiu” prematura se deba a una infección o algo parecido? Y conseguimos que no siempre queridos hombrecitos, que “esa rapidez” se da más por razones psicológicas y debe ser tratada por especialistas que te ayuden a conseguir la raíz del problema.
¿Tienen otras preguntas? ¿Quieren ayudarnos a completar las que les presentamos en esta lista? O ¿todo es mentira y los hombres NO temen aclarar sus dudas con sus cuaimas y amigos?
¡Esperamos sus comentarios!

0 ¡Deja tu comentario!:

Publicar un comentario