Páginas

25 septiembre 2009

¡QUE VERGÜENZA!


          En la vida conseguimos situaciones de situaciones y algunas de ellas quizás han sido tan graciosas, particulares o simplemente tan raras que han dejado marcadas en nuestras mentes… O bien porque nosotros metimos la pata, nos descubrieron alguna manía o bien porque sorprendimos a nuestra pareja haciendo algo que es inusual y le dio ¡pena!
             A ver cuaimas y hombres queremos que nos confiesen cuáles han sido esas situaciones peculiares, raras o graciosas que han marcado sus vidas. Esas típicas que simplemente señalan “un antes y un después de”
         Quisiéramos referirnos específicamente a las que tienen relación directa con los asuntos de pareja (peeeero si tienen otras no importa, pueden contarlas igual) Lo idea es que nos hablen sobre esas situaciones buenas y malas que jamás olvidarán y por las que seguramente habrán cambiado en algo.
         Por ejemplo nosotras tenemos una amiga que vivió una experiencia ruda cuando, estando en la calle con unas amigas, se consiguió de frente a su novio agarrado de la mano con otra en actitud de noviecitos enamorados ¿Qué tal?
Ella ni sospechaba que su novio andaba en “algo” y por eso fue que se quedó fría cuando los vio. Se les paró enfrente, le preguntó a su novio: - “¿qué es esto chico?” y le dijo a la otra cuaima: - “él es mi novio desde hace 4 años” OK ni se imaginan, el muy desvergonzado le dijo a la cuaima con la que estaba agarrado de manos: - “Ah, ella es mi EX ¿Recuerdas que te dije que estaba loca y obsesionada conmigo?” (Lo peor del cuento es que el día anterior nuestra amiga y su novio habían estado viendo películas y, fíjense, de la nada paso a ser una loca obsesionada)
Otro cuento que les tenemos de estos que marcan “un antes y un después de” es el de un amigo que estuvo saliendo con una cuaima que le encantaba. El invirtió muchísimo tiempo y dinero en conquistarla. Salieron como por dos meses hasta que la cuaima en cuestión le dijo SI a la ACTUACION.
Se imaginaran la emoción de nuestro amigo. Pues llegaron al ESCENARIO y antes de comenzar ella le dijo que necesitaba ir al baño. Pero se tardo mucho, él la llamo y nada que respondía. La volvió a llamar y nada. Asustado entró corriendo al baño y ¿qué consiguió? Nada más y nada menos que a la cuaima lavándose los pies en el lavamanos JAJAJAJAJAJAJAJAJA ¡QUE VERGÜENZA para la cuaima que sufría de mal olor en sus pies!
¿Les ha pasado algo así? ¿Conocen algún cuento de este estilo? ¿Los han sorprendido en alguna situación inusual, de esas donde dices “ya va, déjame explicarte”
¡Esperamos sus comentarios!

0 ¡Deja tu comentario!:

Publicar un comentario