Páginas

11 septiembre 2009

SEGUNDAS DESASTROSAS


Cuántas veces dijeron: ÚLTIMA VEZ y de repente, tu amiga insiste tanto que logra convencerte de que salgas con alguien que ella conoce que “y que” está chévere, que no tiene novia, que quiere conocer a alguien…y, TÚ pareces ser la indicada . A veces la amabilidad y buenas intenciones de una gran amiga pueden verse opacadas por los resultados desastrosos de que te hagan la SEGUNDA con alguien.
Bueno, a simple vista estas tres condiciones (buen físico, sin novia y en busca de) parecieran ser lo realmente importante para que uno como cuaima diga SI a una invitación para salir con alguien que no conocemos.
A esto debemos sumarle que si no tenemos novio y nuestras amigas SÍ, ellas de autoimpondrán la misión en la vida de CONSEGUIRTE NOVIO SEA COMO SEA. Candidato que vean que puede funcionar contigo ZAS!! van y te lo cuadran.  
Pero siempre, por detrás de esos intentos de EMPATARTE con alguien hay historias desastrosas, cómicas, miserables, lamentables…y buenas. Cuando nuestras amigas deciden hacernos una segunda con alguien que no conocemos ellas ASUMEN que a ti te va agustar el tipo y no siempre es así.
Toda SEGUNDA que nos quiera hacer una amiga con alguien que no conocemos es riesgosa ¿por qué? primero porque cuando una amiga nos dice “el tipo está chévere” no siempre el estándar de “belleza” masculina de nuestra amiga es igual al nuestro.
            Así se dan entonces esos casos horribles en los que, cuando conoces al HOMBRE quieres ahorcar a tu amiga y vengarte de ella en cuanto se te presente la oportunidad.  Y eso pasa porque a nuestra amiga le pareció bello pero para nosotras el tipo es terrible.
 También está el otro caso, es decir, cuando ya conoces al tipo en cuestión pero tu amiga tiene más acceso a él y por lo tanto te encuentras en una posición aventajada porque puedes saber más de él gracias a ella pero también dependes de ella para que él sepa de ti.
 Aquí se dan los ejemplos de las amigas que, o hablan más de la cuenta y te venden como la maravilla que no eres, o se les va el yoyo y cuentan tu vida entera (hasta los detales que no te interesa que se sepan).
 Es obvio que esas metidas de patas de nuestras amigas no son con mala intención, sólo que algunas de ellas de repente no son tan hábiles ni tan discretas a la hora de hacernos la segunda con alguien.
 ¿Les ha pasado CUAIMAS? ¿qué piensan de las segundas amorosas? ¿han vivido experiencias desastrosas o exitosas en este aspecto? ¿qué consecuencias ha tenido en sus vidas el hecho de que una amiga decidiera cuadrarles a alguien?
          ¿Han tenido suerte encontrando sólo “celestinas perfectas” o son de las que prefieren obviar las “clásicas segundas” y encarar ustedes mismas la situación sin necesidad de amables y bien intencionados intermediarios?
¡Esperamos sus comentarios!

0 ¡Deja tu comentario!:

Publicar un comentario