Páginas

24 abril 2009

¿QUÉ ES LO QUE NO ENTIENDEN?


Todos los HOMBRES vociferan que somos complicadísimas y que no ha nacido quien nos entienda. Para muchos esa creencia se ha convertido en algo que, ni siquiera es que se creen mucho, sino que la repiten como loros y así va pasando de generación en generación. Por eso, HOMBRES, aquí tienen la oportunidad que esperaban. Díganlo de frente ¿qué es lo que no entienden? ¿o les da flojera intentarlo?
Es difícil descifrar la mente humana, mucho más la femenina. Por eso NO pretendemos con el foro de esta semana hacer un gran descubrimiento pero sí servir como paño de lágrimas para los HOMBRES.
¿Para qué? Muy sencillo, para que nos digan de frente y con toda sinceridad qué es exactamente lo que no entienden de sus parejas, para que se desahoguen y para que se den cuenta de que no son los únicos y que muchos otros HOMBRES comparten las mismas inquietudes.
Una cosa que los hará sentir mejor, HOMBRES, es enterarse de algo que leímos hace poco. Se trata de una declaración de SIGMUND FREUD el padre del psicoanálisis en la que decía: hay una pregunta que nunca he podido contestar: ¿qué desean las mujeres?
Y desde ese momento y hasta el día de hoy novios, esposos, amigantes etc. se preguntan exactamente los mismo. Sin embargo, las últimas investigaciones al respecto han demostrado que una CUAIMA desea casi lo mismo que un HOMBRE: éxito, poder, posición social, dinero, matrimonio, hijos, felicidad y plenitud.
Pero sobre todo, dicen, amor y comprensión. Lo que pasa es que muchas veces el hombre no lo entiende y por eso las cuaimas debemos encargarnos de comunicarlo con más claridad.
          La pregunta entonces es ¿qué tanto hacemos las CUAIMAS que los confunde? ¿qué es lo que no terminan de entender de nosotras? ¿por qué se complican tanto la existencia? ¿podemos hacer algo para ayudarlos a entendernos mejor?
¡Esperamos sus comentarios!

17 abril 2009

EN PROBLEMAS DE DOS ¿EL TERCERO SIEMPRE SOBRA?


           Da una rabia y una impotencia horrible ver con nuestros propios ojos como una amiga o un amigo está siendo vilmente engañado por su pareja. Sin embargo, la experiencia dice que a veces tenemos que reprimir esos impulsos justicieros y salvadores y callarnos la bocota. Lamentablemente hay gente que prefiere ver las cosas con sus propios ojos y no confiar en nadie, ni siquiera en un amigo.
Bueno, el caso es este: estás en la calle (ya sea una rumba, un centro comercial, en la playa, donde sea) y de repente te consigues ¡OH SORPRESA! a la pareja de tu pana del alma de lo más acaramelado con otr@
El impulso inicial te lleva a agarrar el celular y marcar el número de tu amig@ y contarle en vivo y directo todo lo que tus ojos están viendo en el momento…pero, ALGO te detiene. Piensas: “si le cuento ¿me creerá?”, “¿me estaré metiendo en lo que no me incumbe?” “¿terminaré siendo la bocona y al final sobraré en toda esta historia?”
O puede que recuerdes que tu amig@ está taaaaaan pero taaaaan enamorad@ que probablemente no te crea a ti pero si le crea a su novi@. Lamentablemente el amor es ciego y a veces lo es mucho más en situaciones donde hay terceras personas implicadas.
Entonces ¿qué es lo más correcto en estos casos, o mejor dicho, lo menos riesgoso?
Ok, nuestra opinión al respecto es de lo más simple y todo parte de lo siguiente: la persona a la que están engañando, ¿podrías decir que es casi como tu herman@? ¿tienen una relación super cercana y confían plenamente el uno en el otro?”
Si la respuesta es SI, entonces lo más correcto es que se lo digas porque te lo va a agradecer. Y si más adelante decide por X o por Y darle una segunda oportunidad a su pareja o hacerse la vista gorda y quedarse con los brazos cruzados, no importa, porque tú cumpliste como amig@. No tendrás ese cargo de conciencia y allá ellos con su rollo.
Eso es lo que haríamos nosotras entre nosotras y con muy contadas amigas y amigos. Sin embargo, hay quienes se encuentran ante esta disyuntiva y no saben qué hacer o cómo reaccionar al respecto. Algunos callan y otros hablan. De ambos hay historias para lamentar.
Por ejemplo, un amigo de nosotras vió a la novia de su amigo del aaaaalma cayéndose a besos DURÍSIMO con otro tipo. Nuestro amigo se les acercó (para garantizarse de que la CUAIMA infiel lo viera y sintiera que ya no tenía escapatoria, que estaba descubierta) y le advirtió “se lo dices tú o se lo digo yo”.
Pues pasaban los días y no había indicios de que nada hubiese pasado entre la infiel y su novio. Entonces nuestro amigo (creyendo que actuaba como buen amigo) fue y le contó todo a su pana.
Resulta que la novia (ahí presente) armó el drama del año, gritó, lloró y lo negó todo. Se defendió diciendo que nuestro amigo estaba enamorado de ella y por eso había inventado todo ese cuento.
Conclusión: a nuestro amigo casi lo agarran a golpes y esa amistad de años con su pana se terminó. Aprendió a partir de esa experiencia que, en problemas de dos, el tercero siempre sobra.
¿Ustedes que harían? ¿han vivido algo parecido? ¿callan o hablan?
¡Esperamos sus comentarios!

03 abril 2009

RAZONES PARA PELEAR

          Razones para pelear con una pareja HAY MUCHÍSIMAS. Sin embargo, hay algunos motivos que son para much@s, los clásicos. En una página de internet (de éstas donde se encargan de unir parejas), encuestaron alrededor de 1.000 personas (entre CUAIMAS y HOMBRES) para definir cuáles eran los principales motivos por las que una pareja suele discutir.
Nosotras vamos a enumerar algunas y del resto se encargan ustedes. Queremos saber si coinciden o amplían el ranking. Lo ideal es no discutar o pelear jamás, pero, no nos caigamos a cuentos: todos lo hemos hecho en algún momento con nuestra pareja.
Así que la pregunta es: cuando pelean o discuten ¿por qué lo hacen?, ¿son siempre las mismas razones o esa persona se las arregla para encontrar siempre un nuevo motivo? Si no hay motivos ¿se los inventan?
Vayan pensándolo y mientras tanto les vamos a mencionar algunas razones de peleas que salieron a relucir en la encuesta que les acabamos de mencionar. Ustedes, agreguen las suyas.
LOS CELOS, se ubicaron en el primer puesto entre las causas principales de discusiones en la pareja. El 69% de las  CUAIMAS y el 74% de los hombres aseguraron que siempre sienten celos de alguien, ya de algún amigo o amiga de la pareja, o alguien del trabajo.
EL COCHINO DINERO, la relación con el dinero no podía estar ausente en este ranking. Un 33% de las CUAIMAS aseguró que les parecía “de lo último” que sus parejas nunca tuvieran dinero para invitarlas a salir. Mientras que el 46% de los hombres odia a las CUAIMAS que no les dejaban pagar la cuenta.
            EL BENDITO TRABAJO o LOS ESTUDIOS, el tiempo que le dedican al trabajo o a los estudios también puede afectar a la relación. Para el 41% de los hombres, la mayoría de las discusiones de pareja comienzan porque ellos pasan demasiado tiempo en la oficina o estudiando con los compañeros. En cambio, un 40% de las CUAIMAS aseguró que no se veían nunca con su pareja, ya que los horarios de oficina nunca coincidían.
LOS AMIGOTES, este es otro de los motivos de peleas de pareja. Un 36% de los hombres dijo que los rollos empiezan porque ellas se quejan de que nunca quieren hacer planes con los amigos, mientras que un 29% de las CUAIMAS confesó que ellos salen demasiado con sus amigotes.
          ¡Continúen ustedes! Esperamos sus comentarios