Páginas

27 agosto 2009

¡TAN BELLA MI SUEGRA!


        “Julia ¿tú qué opinas de la felicidad? -Pues, no sabría decírtelo; mi suegra siempre ha vivido con nosotros.” Esta es tan sólo una pequeña muestra de los miles de chistes que hacen gala de la fama que tiene el gremio de las suegras AQUÍ y en el resto del mundo. No todas son tan malas, no todas son unas santas pero el porcentaje de “cuentos y anécdotas” al respecto aparentemente no las favorece.
La palabra suegra automáticamente lleva a muchas a pensar en: BRUJA. Perdónennos las suegras que no lo son (que probablemente sean más de las que creemos) pero es que la mala fama de muchas ha hecho que las que no lo son paguen los platos rotos.
En el foro de esta semana ahondaremos en el tema de las suegras y junto a ustedes desempolvaremos historias que darán fe de que HAY UNAS SUEGRITAS QUE SE LAS TRAEN. O sea, no es leyenda urbana, de verdad hay suegras “tira la piedra y esconde la mano”. Esas que, delante de su hijo son un pan de Dios, pero cuando el pobre se voltea se convierten en EL DEMONIO y te hacen la vida imposible.
Las hay de todas las formas y colores pero sin duda alguna las más peligrosas son las que aún no terminan de entender que su BEBÉ (o sea CUAIMA, tu pareja) ya creció, que necesita hacer su vida, necesita a alguien que no sea su “mamá gallina” y que necesita SOBRETODO ser independiente.
Después de ver suegras de suegras nosotras hemos llegado a la conclusión de que el problema con muchas de estas señoras es de inmadurez. Son madres que dependen de su hijo en un 100% y no les entra en la cabeza el hecho de que si él tiene novia no quiere decir que ya no va a querer a su mamá. Son radicales: SI MI HIJO TIENE NOVIA SE VA A OLVIDAR DE MI Y NO ME VA A QUERER MÁS.
Está el otro grupo de suegras que te aceptan pero no te quitan el ojo de encima EN NINGÚN MOMENTO pues están seguras de que en algo te vas a pelar y ellas estarán allí para hacértelo saber. Ninguna CUAIMA les parece lo suficiente buena y se ciegan de tal forma que pase lo que pase siempre le darán la razón a su hijo, así no la tenga.
Algunas son absorbentes, manipuladoras, criticonas, doble cara, abusadoras…peeero no podemos negarlo, hay otro grupo de suegras adorables que provoca adoptarlas como madres. Son: justas, cariñosas, flexibles, generosas, no invasivas, respetuosas etc etc.
         ¿Qué tipo de suegra les ha tocado CUAIMAS y que historia macabra tienen de ellas? ¿Se han guindado con alguna suegra o han puesto a su pareja en 3 y 2 con respecto a su madre? ¿Han dejado parejas por culpa de la mamá de él? ¿Cuántas historias de amor tienen con las suegras?
         ¡Esperamos sus comentarios!

20 agosto 2009

CONFESAMOS NUESTRAS MENTIRAS


 A pesar de que el ser humano miente por diversas razones, es un hecho que las CUAIMAS lo hacemos de manera diferente y muchas veces con más efectividad que los HOMBRES. No es motivo de orgullo pero sí un detalle digno de ser observado. Esta semana decidimos sincerarnos, echar pa´fuera y contar (tipo terapia de grupo) nuestras mentiras más comunes. Porque SÍ, nosotras también mentimo ¿Y QUÉ?
 Para el FORO de esta semana decidimos CONFESARNOS y enumerar nuestras mentiras más comunes cuando se trata de nuestra pareja.
Queremos que se abran y nos cuenten (porque TODAS HEMOS MENTIDO Y MENTIREMOS EN ALGÚN MOMENTO) esas mentiras blancas o no tan blancas que le hemos dicho a un HOMBRE, ya sea por necesidad, instinto de supervivencia o simple diversión.
Nosotras comenzaremos enumerando las que consideramos las más inocentes o comunes. Ustedes nos ayudarán, como siempre, a ampliar la lista de la semana.
De antemano, podrán darse cuenta de que esta lista no se caracteriza precisamente por tener las típicas FRASES PREFABRICADAS (cosa que sí tienen las mentiras masculinas). Y ahí está la gran diferencia entre ellos y nosotras.
Ellos simplemente lanzan una mentira ultraconocida socialmente, en cambio nosotras construímos realidades tan pero tan coherentes y creíbles que hasta podemos convencernos nosotras mismas de que son ciertas…Pero en fin, no queremos desviarnos del tema.
Comenzamos entonces:
1.- TE CREO Y CONFÍO PLENAMENTE EN TI. Ok, los HOMBRES son mentirosos y eso lo sabemos. Nosotras somos desconfiadas muchas veces y también lo sabemos.
         Así que lo recomendable casi siempre es que te muerdas la lengua, te tragues las dudas y le hagas creer que le estás creyendo todo lo que dice.
2.- ESTOY MUERTA, LLEGO A LA CASA Y ME ACUESTO A DORMIR. Ajaaaaá, nosotras también apelamos a ésta HOMBRES. Hay veces en que es necesario recurrir a esta frase ¿para qué? bueno, para cosas varias: salir con nuestras amigas, ir a un sitio a “ver” y, sobretodo, para sentir que aún estamos en el mercado del flirteo y los pistones y la cosa.
Claro, en general no deberíamos mentir con respecto a eso. Deberíamos decir la verdad aunque él se moleste. Pero si ya te has calado 4 rollos seguidos porque está negado a que salgas con tus amigas a distraerte, SÍ VALE, aplícale la frase y asunto resuelto. 
3.- NO SOY CELOSA: Ajá cuaima, para qué vas a decir que sí lo eres ¡lo vas a espantar! Lo mejor es que si él te lo pregunta le digas que no y de presentarse una situación que te cause celos, no lo admitas. Dile que NO son celos, dile que simplemente es preocupación.
4.- NO TE ENROLLES A CUALQUIERA LE PUEDE PASAR. Esta frase aplica sobretodo para momentos de ACTUACIÓN. Si no funcionó o si fue “decepcionante”. En ese momento no te queda otra que ponerte maternal y lanzarle esa frase fulminante (aunque en el fondo estés, o muerta de la risa o muerta de la rabia). Sobretodo cuando veas cómo él se mata intentando darte explicaciones.
         5.- NADA QUE VER, SOMOS FULL AMIGOS, CASI HERMANOS. Vamos a aclarar algo hay casos en que la cosa es verdad, el tipo es sólo un amigo y ya…pero también es cierto que en otros casos no sea tu amigo sino alguien que de verdad te está cayendo o que te interesa y necesites sacar tus patas del barro porque el pobre ser quedó en evidencia frente a tu novio.
Ustedes CUAIMAS, ¿qué mentiras han utilizado? Y no nos vengan con el cuento de que “es que yo jamás he mentiiiido”
 ¡Esperamos sus comentarios!

13 agosto 2009

EL MALTRATO. ¡NO TE DEJES!


         El opuesto de BIEN es MAL. O sea que un MAL-TRATO no puede ser BUENO. Lo aclaramos porque aunque suene a tontería o más de lo mismo todavía hay CUAIMAS que confunden el MAL-TRATO con amor y con esa excusa se dejan montar el pie encima. No ven más allá de sus narices y no diferencian lo que es normal de lo que es completamente ANORMAL. En el foro de esta semana reflexionaremos juntas al respecto.
 La palabra “maltrato” automáticamente nos hace pensar en: golpes, zapatos que vuelan, peroles que saltan, manotazos etc. Sin embargo, el término abarca mucho más que una agresión física. Nos referimos también al famoso maltrato verbal.
 Podemos decir que no todas, pero algunas relaciones sentimentales tienes este componente horrible del “maltrato”. Mientras somos novios, estadísticamente está comprobando que pocas veces hay golpes, pero muchas veces hay jaloneos, empujones, sacudones y violencia emocional, verbal y a veces hasta económica.
 El problema es que si hay mucho de esto en una relación de “novios” es súper probable que esa violencia verbal vaya en escalada y termine materializándose en algo físico. Así que pónganse las PILAS cuaimas. Si creen que un insulto es algo menor que podemos dejar pasar ¡se equivocan! Esa es sólo la punta del ICEBERG.
 Increíblemente algunas CUAIMAS consideran que por el hecho de que su novio sea incapaz de ponerles un dedo encima peeero en cambio les dice palabrotas, las humilla o las jamaquea, todo está perfecto. Es verdad, una grosería o de repente un grito está en un nivel bajo de agresión, pero al final del camino ES UNA AGRESIÓN.
 Algunas se hacen las locas, justifican que les griten, que las maltraten verbalmente y no hacen nada. Se dan los típicos comentarios: “es que yo lo provoqué”, “fue mi culpa”, “yo me lo busqué”.
 ¿Les ha pasado con algún novio CUAIMAS? ¿Qué es lo máximo que permiten en este sentido: gritos y palabrotas o con apenas él hacer el amague de levantar la mano ya lo mandaron a volar?  ¿cómo hacen para marcar la línea en estos casos?
 Afortunadamente hoy en día las CUAIMAS no se dejan montar el pie encima. Sin embargo, hay a quienes le es más difícil poner un límite o, simplemente, ese es el tipo de relaciones al que están acostumbradas y no conocen la diferencia entre ser bien-tratadas y mal-tratadas.
 Y ese es un punto súper importante. Hay parejas que hemos conocido que acostumbran a hablarse con mil groserías que, claro, dependiendo del contexto en el que sean dichas pueden sonar más o menos agresivas.                 
Entonces, el rollo es que si te dicen XXXXXX pero con cariño no te ofendes. Pero si te lo dicen con rabia entonces sí es una ofensa. Eso es lo que no pueden permitir que suceda CUAIMAS.
¿Son de las que se hablan con 600 groserías con su pareja y a la hora de una pelea esas mismas palabrotas comunes en su día a día suenan a ofensas?
 Según los psicólogos la violencia verbal es más común en CUAIMAS menores de 30 años a las que, además, les cuesta horrible deshacerse del novio porque llegan a confundir muchas de sus actitudes agresivas con AMOR.
 AMOR ES AMOR cuaimas, no lo confundan. Nadie que diga que te ama te va a caer a gritos a cada rato, te va a insultar o te va a jalonear por el brazo. ¿Tienen historias al respecto? ¡Somos todo OÍDOS!
 ¡Esperamos sus comentarios!

06 agosto 2009

¿NO TE LLAMÓ MÁS NUNCA?


          El orgullo CUAIMIL se resiente cuando nos dejan entendiendo y no nos llaman más nunca. ¿Habrá sido por mi culpa? ¿qué hice? son algunas de las preguntas que nos hacemos después de haber tenido una cita buenísima (o por lo menos eso creíamos) y no haber recibido de vuelta una llamada para repetirla. ¿Es motivo de crisis personal? Para nada, si sabes manejar la situación como te aconsejamos aquí.
Después de una primera cita que tú consideraste perfecta, lo lógico era que hubiese una segunda parte…pero no, no la hubo. Te sientes frustrada y CLARO quisieras saber qué pasó o si tuviste algo que ver en que esa llamada no ocurriese jamás.
Nuestro consejo, no te partas la cabeza pensando en las posibles causas CUAIMA. La frustración que eso provoca, créannos, no vale la pena. Hay millones de razones por las que un HOMBRE no llama una segunda vez y puede que no todas tengan que ver contigo.
En fin, en el FORO de esta semana queremos conocer sus historias al respecto y darles algunas pistas que las ayuden a tomar cartas en el asunto y no hacer de una “NO LLAMADA” la tragedia de sus vidas.
Por ejemplo, una típica en esos casos es emprender una tortura sostenida contra tus amigas y amigos preguntándoles a cada minuto: ¿será que lo espanté porque hablaba mucho? ¿será que cuando fui al baño me tardé demasiado?
¿Habré sido demasiado fácil y fui sólo un buen momento y ya? Nos echamos la culpa de algo que no sabemos si es así y no caemos en cuenta de algo importantísimo: JAMÁS VAMOS A TENER RESPUESTA A NINGUNA DE ESAS PREGUNTAS. Nunca vamos a saber las verdaderas razones por las que ese hombre no nos llamó más nunca.
La otra muy común en estos casos es que realmente ustedes dos hayan hecho click, tú sientes OBJETIVAMENTE que hubo una conexión…”ahí hubo algo, yo lo sentí”. Acto seguido comienzas a creer que algo involuntario tuvo que haber pasado para que él no te llamara más.
Entonces comienza lo bueno: se le borró mi número, se fue de viaje y me llamó pero no le cayó la llamada, anotó mal mi teléfono, botó el celular, lo secuestraron, le robaron el teléfono en una cola, etc etc etc.
Cuaima, si de verdad le interesas ese HOMBRE va a mover cielo y tierra para conseguir tu número. No te enfrasques en esos temas porque pierdes tu tiempo. En la misma lista está el que esperes mirando fijamente el celular en tu mano durante días.
O que cada vez que suene el teléfono atiendas con voz sexy por si acaso es él. Probablemente si no llama es porque no le provoca y cuando tenga ganas te llamará. Así de sencillo. Total, él tiene clarito en su cerebro que apenas salieron una vez, por lo tanto tiene libertad total de llamarte cuando le de la real gana.
Y ahí tú decidirás si darle el chance o no. El asunto es ¿les ha pasado CUAIMAS? ¿cómo manejan ese asunto de que no las llamaron para una segunda salida? ¿se resignan? ¿se dejan de cuentos y llaman ustedes?
Porque si el tipo no te mató mucho no importa si no te vuelve a llamar, pero si te encantó y no te llama ¡TRAGEDIA! En fin, queremos, como siempre, escuchar sus historias al respecto y saber cómo resuelven en situaciones así.
Ah y no se caigan a cuentos, si ya pasó un buen tiempo y el HOMBRE no da señales de vida entonces probablemente sea porque esa cita que para ti fue maravillosa, para él no lo fue tanto.
¡Esperamos sus comentarios!