Páginas

13 agosto 2010

¿CÓMO LOGRO SER ESA CUAIMA “GUERRERA-DAMISELA” QUE ENAMORA A LOS HOMBRES?

       Muchas cuaimas nos jactamos de decir a los 4 vientos que somos independientes y que no necesitamos de un hombre para sentirnos realizadas… es más ¡para ESTAR realizadas! Pero ¿hasta qué punto eso puede ser un beneficio para nosotras?
       Si bien es cierto que cada día las cuaimas somos más guerreras y resolvemos todo (o casi todo) lo que se nos presenta, no podemos dejar de lado que “cónchale vale, los hombres quieren ayudarnos”. Es una contradicción total la situación ¿no?
        Por un lado los hombres quieren a una cuaima guerrera que no se “achicopale” con los problemas y que pueda afrontarlos sin mucho rollo… Y por otro lado, esos mismos hombres quieren tener a cuaimas que se dejen cuidar, proteger y que los hagan sentirse útiles porque todo el dilema se concentra en que ellos: ¡buscan cuaimas resueltas que al mismo tiempo sean débiles y los hagan sentirse necesitados! Osea que a fin de cuentas ellos son los que tiene el problema ¿verdad? Jajajaja
       Sin embargo nosotras debemos asumir nuestro barranco y entender que por ser “resueltas” no tenemos que dejar de ser “femeninas” Debemos tener presente que nuestro grado de “guerrerismo” no tiene que disminuir nuestra belleza y delicadeza cuaimil. Por eso recuerden siempre nuestro lema: “Ante todo damas y bellas”
       Lo que pasa es que está como establecido que, por ejemplo, las cuaimas que compiten con hombres en el trabajo se vistan de manera más masculina (por decirlo de alguna manera) Usan camisas, chaquetas, pantalones, etc que simulan esos típicos trajes de trabajo de ellos. Quizás sea un temor mostrarnos sexys y pensar que por eso NO van a ver nuestras otras capacidades. Pero cuaimas NO les paren a esas cosas, si son inteligentes y encima sensuales y/o sexys ¡nadie podrá contra ustedes!
       Entonces ¿qué hacemos cuaimas? ¿cuándo mostrarnos resueltas y cuándo necesitadas? ¿cómo podemos lograr ese equilibrio “guerrera-damisela” que enamora a los hombres?


Nota: Las respuestas a los comentarios de este artículo se harán el viernes 20 de Agosto de 2010, desde las 7:30 a.m. hasta las 8:00 a.m. en el espacio “ Tiempo de Cuaimas” que se transmite dentro del Monstruo de la Mañana de tu FM 92.9

5 comentarios:

  1. Anónimo4:04 p. m.

    En mi departamento soy la única mujer, así que con los años empecé a perder los encantos femeninos y los cambié por modales más rudos, hasta que un día vi a otra compañera (muy linda por cierto), de otro departamento, que también trabaja con hombres, comportarse tan lanzada que se veía vulgar, y me vi en ese espejo!! De allí en adelante volví a las sandalias, las blusas sexy y la mirada tierna!! Empecé a ser resuelta solo cuando es necesario resolver un problema puntual, y trato de pedirles ayuda o de coordinar la solución junto con ellos. De resto trato de ser la gatita del departamento y cuaimas... funciona de lo lindo!! lo que pida me lo dan sin chistar... ups..!
    Mariana

    ResponderEliminar
  2. Yo tuve ese problema con mi novio porque mi mamá y yo siempre estuvimos solas y nos tocó hacerlo todo: arreglar tuberias, cargar maletas, cambiar bombillos, etc. Por eso cuando llegó mi novio se sintió mal porque no me dejaba ayudar y me decía que quería una novia y no una competencia en fuerza. Me costó mucho cambiar eso pero ahora sí lo hago. Cuando estoy con él soy damisela y cuando estoy sola soy la más guerrera y no lo hago obligada, lo hago porque me encanta tener a un hombre que me consienta y me cuide mucho... Te amo José!

    ResponderEliminar
  3. Valeria7:06 p. m.

    A mi tambine me paso algo igual. Yo era full independiente y gracia sa dios nunca tuve necesidad de ningun hombre para que me pagara cosas o me invitara. Al contrario, por esa repulsion mia a la dependencia de alguien a veces me sentia mejor si yo invitaba o pagaba o hacia cosas. Primero muerta a que. Pero en ese afan mio de ser super guerrera a veces me olvidaba de que tambien son una mujer y que a los hombres le gustan las mujeres, no las que hacen competencia con ellos. Una amiga mia que es visitadora medica me dijo una vez que las mujeres debemos tener nuestra cara de p...ndejas bien administrada por ahi, y en caso de necesitarla usarla sin miedo.
    Si no podemos cargar una caja y hay un hombre cerca entonces pedirle com cara de gato de srek que nos ayuden.
    No lo olvidemos chiks primero somos cuaimas y despues todo lo demas. Yo creo que podemos lograr un balance entre esas dos cosas muy bien.
    Las admiro full!
    Valeria

    ResponderEliminar
  4. Yo he tratado cuaimas pero no he podido. O soy una cosa o soy la otra pero me ha faltado el balanse necesario para poder ser una mezcla decente de ambas cosas. sin querer me voy a los extremos, o soy una guerrera que todo lo puede o soy una inutil que no sabe ni amarrarse los zapatos sola.
    Heeeelp

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10:37 p. m.

    Hola Vanessa, solo queria comentar que eres la mas bella de este mundo y del mundo exterior...

    ResponderEliminar