Páginas

26 marzo 2010

¿CONFIANZA O ABUSO?


La confianza es un tema muy subjetivo, pero creemos que todos coincidimos en que definitivamente es muy importante tenerla cuando estamos en una relación.
Quizás habrán escuchado esa frase que dice “la confianza da asco” OK, pero ¿En qué  punto comienza a dar asco? ¿Hasta dónde están dipuest@s a soportar el “exceso” de confianza de sus parejas?
Tenemos cuentos de los dos extremos. Uno es el de la cuaima que ni siquiera va al baño a hacer #1 cuando su novio esta cerca porque hasta le da pena que EL oiga el “ruidito” que se hace cuando aliviamos esa necesidad.
Esa misma cuaima NO es capaz de, por ejemplo, ducharse con EL porque le parece que eso es un acto MUY, pero MUY INTIMO y no debe ser compartido así como así.
El otro cuento es el de una cuaima que NO le para ni un poquito a la pena y lo de ella es confianza extrema con sus amig@s, sus familiares y su novio.
Por ejemplo EL se esta bañando y ella, como si nada, entra al baño gritando: “Mi amor me duele la barriga, no aguanto… ummm”
Están viendo una película y si ella siente algún gas “atravesao”, lo libera sin la menor preocupación (y encima se ríe de la cara que pone el novio por el olorcito)
Lo cierto es que tener confianza con tu pareja es muy importante, es rico estar recién levantadas sin preocuparnos porque nos vea así, es tranquilizador poder decirle “cielo me duele la barriguita, ya vengo”, es agradable comentarle: “mi amor hoy no quiero salir, vamos a quedarnos encerrados los dos solitos”, etc.
En fin la confianza es necesaria, pero ¿Cuándo se convierte en abuso?

¡Esperamos sus comentarios!

*NOTA: Las respuestas a los comentarios de este artículo se harán el viernes 09 de Abril de 2010, desde las 7:30 A.m. hasta las 8:00 A.m. en el espacio “ Tiempo de Cuaimas” que se transmite dentro del Monstruo de la Mañana de tu FM 92.9

19 marzo 2010

FOTOS Y VIDEOS INDISCRETOS


Se supone que al estar en pareja esa persona es de muchísima confianza para nosotras, es como nuestro cómplice y el último ser que creemos que nos va a traicionar. La historia verdadera lamentablemente es otra: mentiras, bajezas, zancadas y secretos regados a los 4 vientos.
No queremos generalizar porque GRACIAS A DIOS, no sucede así en el 100% de los casos, pero sí es cierto que hay un grupo de HOMBRES que, después de que la relación con su CUAIMA termina, se encargan de publicar sus intimidades con lujo de detalles.
En el FORO de esta semana queremos hablar de las CUAIMAS que, enamoradas y confiadas hasta la médula, permiten que su pareja les tome fotos o las grabe en sus momentos más “actorales”.
Cuentos de “cámaras robadas”, novios vengativos o gente inescrupulosa hay para tirar al techo. Ya sabemos lo que le pasó a Paris Hilton a Pamela Anderson y a muchas otras actrices: lo que se suponía que era un momento “de pareja” se convirtió de la noche a la mañana en un chisme de alcance MUNDIAL. Y ellas: avergonzadas, indignadas y hasta de psicólogo.
Ustedes CUAIMAS ¿han permitido el acceso de cámaras de cualquier tipo a ese momento íntimo? Y si lo permitieron ¿hubo arrepentimiento?
Nadie sabe las vueltas que da la vida y si ese HOMBRE que hoy amas con locura y al que le permitiste DE TODO (fotos, videos etc etc), mañana se vuelva loco y comience a vender quemaditos con tu vida y obra actoral.
¿Qué recomiendan para estos casos CUAIMAS? Si les hacen la propuesta ¿dicen que NO radicalmente? ¿Desconfían del criterio y madurez de su pareja? O le echan pichón pero eso sí, SE QUEDAN USTEDES CON EL MATERIAL EN CUESTIÓN.
Queremos escuchar sus opiniones al respecto…

12 marzo 2010

¡SOBREVIVIR A LA PLANIFICACION DE LA BODA!


Muchas cuaimas aseguran que jamás en sus vidas habían pasado tanto trabajo como el que les ocasionó la planificación de sus bodas. Cuaimas que hicieron tesis de graduación, maestrías, postgrados, que tienen trabajos espectaculares con muchísimas responsabilidades y nada de eso (NADA DE ESO) les trajo tanto rollos como lograr que sus bodas fueran el mejor proyecto de sus vidas.
Con este foro queremos conocer tooodas aquellas experiencias de las cuaimas que han llegado a planificar sus bodas… ¡y sobrevivieron!
La mayoría de las cuaimas (y de los hombres también) suena con ese momento especial. Quizás al principio ELLOS sean mas reacios a aceptar la idea de la fiesta de matrimonio, pero al final caen y se dejan llevar por esa emoción que sienten sus cuaimas por organizar ese evento que han esperado, sonado o deseado toda su vida.
Hasta hoy NO conocemos ni una sola cuaima que no haya tenido inconvenientes con su fiesta de matrimonio. Algo siempre se presenta y, antes de molestarte, lo mejor es estar preparada para enfrentar esos “detallitos de última hora”
Hemos sabido de muchas cosas que han ocasionado problemitas en la preproducción matrimonial, por ejemplo: peleas con la suegra por los recuerdos, desacuerdos con el novio por el presupuesto, pataletas cuaimiles porque EL no se integra como ella quisiera en la organización y Bla Bla Bla.
Mejor paremos de contar para que sean ustedes las que nos revelen los “intríngulis” de sus bodas o de otras cuaimas, porque uno siempre se entera de los detalles del matrimonio de las amigas.
Además la cantidad de historias como: “EL decía que jamás se iba a casar, hasta que me conoció”… “No quería gastar ni medio y luego tuve que pararlo porque se volvió loco y hasta nos endeudamos”, etc.
Ustedes ¿Qué nos pueden contar de la fiesta de matrimonio y su respectiva planificación?
¡Esperamos sus comentarios!

05 marzo 2010

SI LO PRESIONO…¿SE DECIDIRÁ?

     Yo presiono, tú presionas, TODAS PRESIONAMOS. Cada CUAIMA a su manera pero siempre con el mismo objetivo: saber exactamente hacia dónde va nuestra relación o si hay un futuro en común para ambos. Es parte de nuestra naturaleza querer saberlo y a TODAS nos ha tocado hacerlo en algún momento. El detalle está en ¿cómo presionar a nuestra pareja, limpiamente y sin dejar huellas que nos delaten?
     Muchos han sido los casos exitosos de personas (tanto CUAIMAS como HOMBRES) que, de tanto insistir, han logrado su cometido.
     Presionar para “definir” una relación: enseriarse, casarse o poner a fulano “en los palitos” (como dirían nuestras madres) es siempre una buena pero muy riesgosa opción para nosotras.
     Las estrategias para “presionar” son de lo más variadas y como en todo, hay unas más efectivas que otras.
     En el foro de esta semana queremos conocer cuáles son esas estrategias para “presionar” a un HOMBRE que ustedes han utilizado o que suelen utilizar cuando se presenta una situación que lo amerita.
     Nosotras hemos escuchado de todo: desde la novia desesperada que se compra un anillo de compromiso y lo luce descaradamente, con la ilusión de que su novio le pregunte y así ella lanzarle la indirecta; pasando por la que se autoenvía flores para que su pareja arda en celos y se ponga las pilas; hasta la que le dice a su pareja que se va al exterior a estudiar (con la idea de que él entre en pánico y se decida)
     Las más directas utilizan una única vía: LA CONFRONTACIÓN: “¿Quieres o no quieres que nos enseriemos?”, o “yo quiero casarme, si tú no quieres me lo dices y cada uno que agarre su camino”.
     Presionar a un HOMBRE para que se decida puede tener su lado negativo y, aunque al final hayas logrado lo que querías, casi siempre te preguntarás ¿será que se decidió porque siempre quiso hacerlo o porque yo lo presioné? ¡He ahí el dilema CUAIMAS!
     Por esa razón PRESIONAR es considerado todo un arte. Porque aunque todas lo hemos hecho en algún momento, cuenta la leyenda que las que lo hacen con sutileza suelen ser las que se llevan el premio mayor.
     Dígannos entonces: CUANDO PRESIONAN ¿CÓMO PRESIONAN?
     
¡Esperamos sus comentarios!