Páginas

13 marzo 2012

¡DESCARADO EN ACCION!

¿Alguna vez se han cruzado con un descarado de verdad? Pues eso fue lo que le pasó María Alejandra, quien nos escribió porque dice que esto lo tiene que contar porque sí. Ella nos pidió que diéramos el verdadero nombre de su protagonista, pero se podrán imaginar que preferimos no hacerlo.
Pero comencemos el cuento por el principio, resulta que María Alejandra conoció de la existencia de este hombre por la amiga de una amiga que salió con él. Ella dice que estaba con dos de sus panas tomándose un café y una de ella contó lo siguiente: “ustedes no saben lo que le pasó a fulana, salió con un tipo que resultó ser un descarado y patán. Fueron al cine y a cenar y cuando ella se despidió diciéndole que la había pasado muy bien, él le respondió que se había aburrido y que ni esperara una llamada porque no iba a saber más nada de él
Las amigas de María Alejandra estaban indignadísimas con lo que pasó, pero ella no. De hecho le causó gracia y hasta admiración que un hombre fuera así de sincero y directo. Pues por cosas de la vida llega a un grupo nuevo de conocidos y se entera que uno de ellos es el famoso descarado y patán. El tipo no era nada despreciable, le dio un par de señales de piston y María Alejandra decidió lanzarse a la aventura de salir con el descarado sabiendo que podia terminar con las tablas en la cabeza.
Resulta que la cosa funcionó en la primera cita y ambos se divirtieron y decidieron salir más veces. El descarado la llamó en varias oportunidades, siempre le decía que la estaba pasando muy bien con ella y María Alejandra estaba confiadísima en que todo iba perfecto porque, total, de haber algo malo él seguramente se lo diría sin pelos en la lengua.
Lo cierto es que el momento de la verdad llegó y a eso del mes y medio saliendo, una noche el descarado le dijo a María Alejandra: “¿sabes qué? No volveré a llamarte porque conocí a alguien mucho más divertida y con quien la paso mejor que contigo” La cuaima de esta historia quedó muy afectada, supo en carne propia lo que la otra cuaima vivió, sintió su orgullo herido y a raíz de eso cree que a veces es mejor no saber tooooda la verdad.
Ustedes ¿qué creen? ¿es mejor que te digan las cosas así de frente? O ¿es mejor que no sean tan descarados y directos y que te quede a la imaginación qué fue lo que pudo pasar?
¡Esperamos sus comentarios!

Nota: Las respuestas a los comentarios de este artículo se harán el viernes 16 de Marzo de 2012, desde las 7:30 a.m. hasta las 8:00 a.m. en el espacio “ Tiempo de Cuaimas” transmitido en 92.9FM

10 comentarios:

  1. Anónimo9:54 p. m.

    Yo Prefiero que me sean súper sinceros y honesto, ya que así uno sabe a que atenerse!
    Pero eso si con Diplomacia y educación!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:33 a. m.

    Definitivamente cuaimas a las mujeres nos encanta que nos digan las cosas de frente, porque somos tan creativas que aun cuando son sinceros empezamos a imaginar cosas y querer leer entre lineas, ahora bien si el hombre en cuestion es el tipico charlero que nos envuelve con mentiras, igual nuestro sexto sentido siempre sabe hacia donde esta la verdad, asi que voto cien por ciento por la sinceridad puesto que hay pocos valientes que la practican si se encuentran con uno aprovechenlo...

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8:05 a. m.

    Cuaimas, osea: una cosa es que te hablen sinceramente y sin pelos en la lengua CUANDO YA TIENES UNA RELACIÓN ESTABLECIDA con esa persona, obvio que ahí es cuando se valora la sinceridad, pero lo que le pasó a esta chama es que se dejó guiar por las apariencias creyendo que con ella iba a ser diferente, volvemos a lo mismo de que a la gente nadie la cambia, es una basurita, y le gusta hacer sentir mal a las personas, simplemente con patanes así, si tú no les paras se le cambia la tortilla, en casos así es mejor de que no te busquen, ni te llamen, eso dice más que mil palabras, y es más diplomático...

    ResponderEliminar
  4. la sinceridad es valorada pero la diplomacia tambien no se puede ir por la vida haciendole daño a los demas, algun día se lo haran a él, pero la verdad es que las mujeres somos un poco enrrolladas, si nos mienten nos ofendemos y si son plenamente sinceros tambien!! feliz día.

    ResponderEliminar
  5. valentina9:52 a. m.

    en realidad el que no esta dispuesto a escuchar una verdad y afrontarla es mejor que no pregunte, el descarado fue sincero y la chica se cree mejor que otras o penso que ella era mas divertida por favor

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1:52 p. m.

    AL QUE LE GUSTA QUE LE TRATEN MAL...ES UNA LÁSTIMA! JAJAJA

    ResponderEliminar
  7. Anónimo4:12 p. m.

    yo pienso que als caimas hay que hablarles por la verdad con delante simpre no vale la pena pena mentir ya que tarde o tenprano se descubre la mentira, hay que decir las cosas con diplomacia, la comunicacion es la clave del extio en na relacion

    ResponderEliminar
  8. Es bueno que te digan las cosas de frente, pero por lo menos el pana se fuera guardado lo de que conocio a otra cuaima jejeje. y masoquista ella que aun sabiendo que el era asi se decidio lanzar al agua con semejante tiburon. jejejej

    ResponderEliminar
  9. Anónimo6:43 p. m.

    Esos patanes asi siempre reciben su merecido! Se consiguen mujeres q coletean el piso con ellos y todo porq no valoran a una mujer q vale la pena.

    ResponderEliminar
  10. José Cedeño1:49 p. m.

    Como hombre comento mi punto de vista. Supuestamente las mujeres aprecian a un tipo sincero y con los pies puestos sobre la tierra. La amiga que compartió su experiencia sabia a lo que se estaba exponiendo. Lo que ocurre es que tal vez pensó que con sus encantos iba a poder hacer cambiar al manganzon en cuestión... para su desgracia no fue así. A la larga me parece mejor que le dijeran la verdad a que el pana le estuviese jugando doble play. Saludos a Vane y Noliyú. Las amo con locura y las sintonizo siempre que puedo. Besos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar