Páginas

25 octubre 2012

¿TE GASTARÍAS LOS AHORROS DE UNA VIDA EN TU BODA?

      Nos hemos cansado de escuchar historias de parejas que se casan y que, literalmente, endeudan hasta al perro para poder hacer la fiesta de matrimonio que siempre soñaron. 
      Los ejemplos sobran: 
      *Los que no tienen donde vivir, pero que se gastan los ahorros de toda la vida para hacer un rumbón con todas las de la ley y después de la boda se ponen a vivir arrimados con los suegros, alquilan un apartamento o piden prestado. 
      *Parejas que piden sus respectivas prestaciones en el trabajo para poder pagar salón de fiesta, orquesta, pasapalos, vestido de diseñador, decoración y la interminable lista de proveedores. 
      *Están también los que como no tienen quien los subvencione entonces se lo piden al banco y sacan un crédito. Ah! Porque además algunos bancos ofrecen créditos para la organización de tu boda. Las tentaciones caen del cielo allá afuera.

      *No podemos dejar de mencionar a esos que esperan “sacar” de los regalos del matrimonio el costo de la fiesta y por eso no lo piensan dos veces para botar la casa por la ventana. Muchas veces quedan igual de endeudados porque los regalos no cubren la inversión que hicieron. 
      *También tenemos que nombrar a los que descaradamente se lo piden prestado a los suegros y se endeudan con ellos para después no pagarles más nunca o peor aún, pasan el resto de sus vidas saldando la deuda millonaria. 
      ¿Se identifican con algunas de estas parejas? ¿conocen casos cercanos? Vamos a estar claras, las fiestas de matrimonio a veces se convierten en una competencia para ver quién organiza la mejor, quién lleva el vestido más impactante, quién contrata a la mejor banda o quién pone la decoración más estrambótica. 
      Pareciera que asumir que “no tienes dinero” y que tienes que “arroparte hasta donde te llegue la sábana” es una raya. Much@s tratan de aparentar lo que no son y lo que no tienen. Viven su noche de CENICIENTA y cuando se les acaba el encanto vuelven a su cocina a esperar que un “hada madrina” los saque de ahí. 
      ¿Te endeudarías para tener una boda “digna” o eres capaz de asumir que tienes otras prioridades en la vida que gastarte un montón de dinero en una fiesta, que por los momentos no puedes darte ese lujo y que lo importante es el acto y no la rumba? 
      ¡Esperamos sus comentarios! 

Nota: Las respuestas a los comentarios de este artículo se harán el viernes 02 de Noviembre de 2012, desde las 7:30 a.m. hasta las 8:00 a.m. en el espacio “ Tiempo de Cuaimas” que se transmite dentro del Monstruo de la Mañana de 92.9FM

7 comentarios:

  1. Anónimo11:07 a. m.

    es algo delicado porque las mujeres siempre quieren un fieston yo me deje llevar por ella y termine endeudado con mi mama trabajando pa pagarle es mejor pensarlo bien y ver las prioridades mejor un techo que una noche

    ResponderEliminar
  2. LA FIESTA DE LA BODA O LOS GASTOS POR ESTE HECHO NO DETERMINAN LA DURABILIDAD DEL MISMO A FUTURO .Respeto la opinión de otras cuaimas pero he visto muchas bodas con aires de revista tipo HOLA y después de tres años viven con sus padres ó ya se divorciaron peor aun . Me parece totalmente irracional gastar lo que no se tiene , yo me case después de tener tres años viviendo con mi esposo ya habíamos pagado la casa , el carro y la fiesta la hice estrictamente familiar osea con gente que realmente le importara el momento y fueran simplemente para ver , fue de día tipo campestre me case a las 12 del día en una finca de una tía todo muy sencillo pero con gusto y bonito la pagamos mi esposo y yo sin deberle nada nadie , lo que nos regalaron lo dimos de inicial para otra propiedad que queríamos comprar . Me parece que hay que vivir con los pies en la tierra y arroparse hasta donde llegue la cobija , son otros tiempos y si es cierto que el matrimonio es algo bastante cultural pienso que lo puedes hacer sin necesidad de que se convierta en la pesadilla o la sombra de la pareja por varios años total al final el momento es de los novios , la familia y algunos amigos lo demás no existe obligación . Al final de cuentas lo que importa es tu certificado jajajaja como me dijo el Registrador al terminar la Ceremonia Civil Sra. aquí tiene el título de propiedad de su esposo jajajajaaja

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:41 p. m.

    Definitivamente no Lo haría. El matrimonio no es la fiesta de bodas. Los matrimonios son criticados siempre; por un lado, y por el otro amor con hambre no dura. Creo que en todo caso, incluso teniendo el dinero, sólo organizaría algo super romántico y familiar, con la gente que de verdad les importamos.

    ResponderEliminar
  4. Mi pareja y yo acabamos de comprar una vivienda, que a nuestro ver, es la prioridad, no creo q nos casemos por los momentos hasta q salgamos de deudas, una fiesta es una vanalidad solo para dar una fachada, eso no nos hace falta!

    ResponderEliminar
  5. Definitivamente el que se casa casa quiere, sabemos que toda mujer quiere tener una boda de ensueño pero lamentablemente no todas tenemos esa posibilidad. He visto que la mayoria de las parejas que organizaron la boda ideal pero que viven arrimados con los suegros por no tener una vivienda propia, son los que primero terminan divorciandose ya que los suegros "creen" tener derechos a opinar en la relación. De que sirve vivir una noche magica pero sin casa si puedes vivir muchas de ellas en tu propia casa. Lo mejor es establecer bien las prioridades porque mas importante es una casa que una rumba porque al final de la noche magica las deudas son del mismo tamaño que las criticas de los invitados....

    ResponderEliminar
  6. Mariana5:58 p. m.

    Yo no gastaría mi dinero en una boda, prefiero casarme por civil y gastarlo en una buena luna de miel viajando jejeje. Y si no tenemos donde vivir, creo que ni me casaría, porque vivir con los suegros no es lo ideal, al menos no para mi.

    ResponderEliminar
  7. Yo tuve la oportunidad de hacer la Boda de mis Sueños y me encantó. Teníamos el dinero para hacerlo y quisimos disfrutar de una gran rumba con todos nuestros amigos y familiares. La pasamos muy rico y ya tenemos 5 años de casados super felices y con dos hermosos bebés. Yo creo que si tienes la posibilidad de hacer la fiesta de tus sueños, no te quedes con las ganas de vivirla. Se siente rico poder brindarles a todos tus amigos y familiares buena comida, buena música y pasarla en compañía de toda esa gente que a diario forma parte de tu vida (estudios, trabajo, amigos, primos, tíos, etc.)

    ResponderEliminar