Páginas

27 abril 2012

¡INCREÍBLEMENTE COMPRENSIVO!

         Tenemos que confesar que cuando escuchamos esta historia primero pensamos que era mentira, luego que la cuaima estaba exagerando y al final caimos en cuenta de que es maravillosa la situación que vive porque su novio de verdad es increíblemente ¡comprensivo, relajado y confiado!
         Vamos con los detalles de este caso para que entiendan mejor lo que les estamos diciendo, resulta que un grupo de panas los invitaron en Semana Santa a navegar hasta Los Roques. Ella estaba super feliz con el plan, pero al novio no le agradó la idea porque ni le gusta navegar, ni le gusta la playa y por eso le preguntó: - “pero ¿por qué no te vas tu sola?”

20 abril 2012

¿POR QUÉ ESPERAR “LA” LLAMADA EN VEZ DE HACERLA?

      Y es que por alguna extraña razón las CUAIMAS siempre esperamos que ÉL sea el que llame al día siguiente. ¿Por qué? ¿Quién dice que no podemos ser nosotras las que agarremos el teléfono, llamemos y le digamos: “Hola, estuviste muy bien anoche ¿Te parece si repetimos?” 
      Ahhh porque muchas cuaimas aún no se atreven a romper la tradición de supuestas niñas buenas que deben esperar a que sea el hombre quien de el próximo paso y decida si “valemos” o no la pena para volver a salir juntos. 

17 abril 2012

¡QUEJIN FASTIDIOSO!


¡Feliz la cuaima a la que no le ha tocado vivir las experiencias de salir con un QUEJIN FASTIDIOSO! Es ese ser increíblemente inconforme con la vida, pero no lo suficientemente valiente como para hacer algo y de una vez por todas cambiar esas cosas de las que tanto se queja.
Es cierto que pueden haber muchas situaciones en las que uno se queja: en la cola, en el banco, en el cine, en el trabajo, etc…. y está bien, es normal que nos quejemos. Pero que insoportable cuando estás al lado de alguien que lo único que hace en su vida es quejarse de todo lo que se le atraviese.

02 abril 2012

NO ERES TÚ, ES TU FAMILIA

      A las tradicionales frases “no eres tú, soy yo”, “te mereces algo mejor que yo”, “quiero alejarme para ver mejor las cosas”, etc, se suma ahora ésta “no eres tú, es tu familia”. Los hombres a veces tienen una manera muy cobarde de resolver y por su sentimiento de culpa NO señalan a su cuaima como la culpable de su decisión de terminar, sino a factores externos que están fuera del alcance de ella.
      Por ejemplo, cuando nos dicen NO ERES TÚ SOY YO, no podemos hacer mucho al respecto. Si la frase fuera ERES TÚ, NO SOY YO, entonces podríamos hacer un esfuerzo por solucionar. Pero como no somos nosotras sino él, a él es a quien le toca resolver y ahí no podemos hacer nada.