Páginas

21 septiembre 2012

QUE TE TRATE BIEN ¡NO ES UN DEFECTO!

      Pues sí, aunque no lo crean existen CUAIMAS que consideran que un trato ejemplar de parte de un hombre, una consentidera permanente, una atención desmedida…eso ES UN DEFECTO. 
      No estamos locas, ¡no!, más mujeres de las que creen, tarde o temprano se cansan de que las traten como unas princesas dentro de una cajita de cristal. Esta actitud por supuesto desconcierta a los hombres que se preguntan ¿entonces si no le gusta que la trate como a una reina, debo tratarla como todo lo contrario? 

16 septiembre 2012

SI ÉL SE DUERME EN LOS LAURELES ¿LO ESPERAS O SIGUES?

      Eso pasa. Parejas que comienzan una relación parados más o menos en el mismo lugar, con ganas de salir adelante, de hacer progresos, de superarse…pero, llegado un punto, uno de los dos se “achinchorra”, se siente cómodo, pierde la motivación y es superado por su pareja. 
      Cuando decimos “superado” no nos estamos refiriendo a una competencia. Es más bien esa necesidad que tiene uno de admirar a su pareja, ya sea por lo que es, por lo que hace o por lo que ha logrado. 
      Si tu novio de un día para otro dejó de tener aspiraciones, ya no le echa pichón a nada, se conforma con lo que tiene PERO TÚ LO AMAS…¿qué haces? ¿sigues con él o lo dejas y buscas a alguien a quien admirar? 

09 septiembre 2012

¿LO HAS FINGIDO? ¿POR QUÉ?

      El foro de esta semana es muy sencillo, queremos saber lo que piensan las CUAIMAS acerca de fingir que la están pasando bien en la actuación (sexo). 
      Vamos a ponernos en el papel de “abogados del diablo” ¿Por qué fingir? ¿por qué mejor no le dices directamente que NO TIENES GANAS? 
      Muchas cuaimas lo hacen porque saben que si son tan directas, el pobre hombre se va a sentir mal y probablemente haga de ese detalle un motivo para procuparse o para pensar que si ella finge es porque él no es tan bueno en el asunto. ¿Están de acuerdo CUAIMAS?    
      Además, muchas CUAIMAS toman como un punto a su favor el hecho de que el clímax femenino NO es tan evidente como el masculino. Es decir, los hombres no nos pueden venir con ese cuento, en cambio nosotras sí.