Páginas

10 febrero 2013

PRIMERAS CITAS “INOLVIDABLES”

      Todas quisiéramos que esa primera cita fuese inolvidable. Nada de cabellos fuera de lugar, ambiente de película, final feliz…en pocas palabras, que todo saliera perfecto. 
      Como eso ya sabemos que no es posible, quisimos en el foro de esta semana , recopilar historias de primeras citas que estuvieron llenas detalles no tan dignos de ganarse un lugar en nuestra memoria pero que, ahí están. Pasaron y no podemos retroceder el tiempo. 
      A veces esas “malas” anécdotas de una primera cita fueron el punto de partida para una larga relación y a veces la razón para que alguno de los dos dijera “mejor huyo por la izquierda de una vez”. 

      Por lo general esos malos momentos se convierten con el tiempo en una razón para reírnos de nosotras mismas o del que fue nuestro acompañante en ese momento. ¿Qué primeras citas recuerdan haber tenido y quisieran no repetir por alguna razón? 
      Historias hemos escuchado miles. Como la de una amiga que vestida de “blanco impoluto” y calzando unas plataformas increíbles, rodó escaleras abajo en el Centro San Ignacio mientras su acompañante la miraba entre nervioso y con ganas de reírse. 
      Otro amigo (porque ellos también tienen sus cuentos) terminó en su casa una primera cita con la cuaima que le gustaba. Era evidente que la velada iba con “derecho a desayuno” y mientras ella estaba en el baño alistándose, él entró sin tocar la puerta y la consiguió lavándose los pies en el lavamanos. Los dos se querían morir. 
      Estas dos anécdotas son apenas una muestra de las cosas que pueden suceder en una primera cita. Así que ¡esperamos por sus historias! 

Nota: Las respuestas a los comentarios de este artículo se harán el viernes 15 de Febrero de 2013, desde las 5:30 p.m. hasta las 6:00 p.m. en el espacio “Tiempo de Cuaimas” que se transmite dentro del “Último Round” de 92.9FM

4 comentarios:

  1. Allison5:37 a. m.

    Hola cuaimas! recuerdo una primera cita con un estúpido con el que salí y en donde se me partió el tacón de mi zapato (mi hermoso zapato nuevo pero de mala calidad supongo) cuando el hombre me arrinconó contra la pared para besarme. Ambos sentimos el "crac" del zapato y acto seguido yo me quería morir porque además él era nada más y nada menos que el hombre mas sifrino de Caracas y sus alrededores. Se podrán imaginar su cara de burla como pensando "a ver si nos compramos buenos zapatos para la proxima". Mi venganza se hizo realidad minutos despues cuando en medio de una sesion apasionada de sexo el hombre no pudo ni siquiera "esperarme" y todo "acabo" antes de comenzar. Le devolvi la mirada de burla como diciendole "a ver si para la proxima te controlas un poquito más" y hasta ese dia nos vimos.
    La vida me dio la oportunidad de ponerlo en su sitio TOUCHÉ!
    Besos chicas

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:06 p. m.

    Hola Cuaimas, que risa lo de la chama lavándose los pies jajaja... en una primera cita , el hombre en cuestión se apareció con una cajita de lo mas linda con un peluche y chocolates... primera cita HELLOOOOO....
    me sentí un poco incomoda, supongo que caballeros como esos ya no existen. Después de la cita, como a los 3 días me regalo un ramo de 12 rosas, de lo mas lindo igual pero POL DIOS... creo quería demasiado una relación no se, en una segunda cita con el chico, nos fuimos a bailar,también me regaló chocolates jeje y se me rompió el tacón también jejeje (mala calidad por supuesto)... en esa cita me di cuenta de que el tipo era tremendo partido pero no se, no hubo clic al menos no de mi lado, fui sincera con él y ahí quedó todo...

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:36 a. m.

    Yo no se si inolviable pero la primera cita con el que es mi novio desde hace 3 años fue una verguenza horrible. Estabamos en su casa y llego el momento de la actuación. Yo juraba que estabamos solos y por supuesto me deshinibi, grite, dije cosas etc. Cuando de repente escuchamos un golpe en la pared del cuarto y el grito de mi suegra diciendo "pueden dejar el escandalo?" Yo me queria morir y queria como matar a mi novio a quien se le olvido aclararme el detalle de que no estabamos solos. De eso nunca se hablo, nadie dijo nada y al sol de hoy mi suegra creo que sufrio de amnesia temporal. Ese dia lo borramos de nuestras memorias lol
    Saludos cuaimas son lo maximo, Bea

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7:39 a. m.

    Una de las primeras citas que tuvimos mi actual esposo y yo, es inolvidable porque, en un intento por degustar un menú diferente, o algo bueno o quizá por los mismo nervios o emociones que tiene toda primera cita, se me ocurre ordenar una pizza de carne molida con queso cheddar... jajaja! Quién puede olvidarse de eso? Nos comimos cada uno un pedazo y el resto "para llevar"... pero para llevar al besurero. Era más mala que volverlo a contar. Hoy en día jamás volveremos a repetir semejante combinación. Ya aprendimos de pizzas. :)
    Ivel

    ResponderEliminar