Páginas

20 septiembre 2013

NO ME GUSTA EL "TRABAJO ORAL"

      Este es el caso de una cuaima que no quiere aplicarse en el sentido oral para satisfacer a su pareja. No sabemos muy bien si es por razones físicas (gran tamaño), si es por razones higiénicas, si es por razones de sabores o si es por razones morales. 
      Nos inclinamos a pensar que todo el rollo de esta cuaima está en un asunto moral. Al parecer siempre le dijeron que ese tipo de “acciones” eran pecado y que no era “el deber ser” y ella aferrada a esa educación y a esa creencia simplemente no quiere aplicar satisfacción oral. 

      No le vamos a echar la culpa a los colegios religiosos, pero el asunto de poner la actuación como algo PROHIBIDO genera (a nuestro parecer) dos reacciones: 1.- te entregas por completo a disfrutar de lo prohibido porque tú eres rebelde y haces lo que ted a la gana o 2.- le tienes real miedo al castigo por “pecar” y no eres capaz de disfrutar o de experimentar con total libertad y confianza. 
      Nosotras no somos quienes para juzgar a nadie y si ella no quiere dar satisfacción oral, no la pueden obligar (así se lo respondimos a su correo) Sin embargo, nos preguntó: “¿Eso es normal? ¿Está bien? ¿No debo sentirme mal por no querer hacerlo? 
      Por eso queremos recurrir a los hombres para que les den sus respuestas a esta cuaima: ¿Qué piensan ustedes? ¿Es egoísta? ¿Cómo le pedirían que les diera placer oral? 
      Ustedes cuaimas: ¿Tampoco les gusta? ¿Si lo hacen pero a cambio piden lo mismo? ¿Realmente sienten placer dando placer oral? 
      ¡Esperamos sus comentarios! 

Nota: Las respuestas a los comentarios de este artículo se harán el viernes 27 de Septiembre de 2013, desde las 5:40 p.m. hasta las 6:00 p.m. en el espacio “ Tiempo de Cuaimas” transmitido en “El Último Round” 92.9FM

3 comentarios:

  1. Anónimo10:02 a. m.

    para los paises como la india es una abominacion el consumir carne de vaca; pero nosotros los occidentales tenemos sitios de comida rapida donde la consumimos sin ninguna preocupacion. Todo radica en como nuestra cultura influye en nuestras manera de vida. No deberia ser ningun problema entre la pareja la satisfaccion oral; mientras que esta sea acordada de buena manera entre ambas partes sin olvidar porsupuesto la higiene previa, a nadie le custa encontrarse olorcitos que puedan dnoquear a un elefante. Es muy divertido y estimulante si se sabe manejar. Nosotros los hombres encontramos extraordinariamente placentero el trabajo oral y mas si se nos hace con el debido cuidado ( los frenillos asustan mucho a nuestro mejor amigo) y ganas de nuestra pareja; y por su puesto esto estimula a que correspondamos en la misma medida. No debe ser tabu o causa de fobia complacer a nuestra pajera .

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:25 p. m.

    No saben que identificada me senti con el tema, al igual que la amiga me costó Dar placer oral, pero como me encanta recibirlo me motive a apreder, despues de mucha practica y concentrarme en disfrutar, es hoy en dia doy placer oral, cambie mi forma de pensar y no me arrepiento. asi que la amiga se anime a cambiar. su Paradigma. Definitivamente buen olor y bien afeitado es clave.

    ResponderEliminar
  3. Para mi el trabajo oral es "amor" Si realmente amas a tu pareja no te va a dar asco, ni flojera darle placer oral. Creo que es una práctica que tiene que conversarse. Qué es lo que te molesta de dar placer oral? "Se me cansa la mandíbula porque él aguanta mucho", "siento que me llega a las amígdalas y me dan ganas de devolver" "el sabor es muy desagradable" Creo que una vez que el hombre sabe lo que te molesta como cuaima de darle placer oral te entenderá mejor y entre los dos podrán cuadrar las cosas para que sea un placer oral fantástico.
    Entre los hombres no hay tanto problema con eso, nosotros nos entendemos bien en esa materia porque el otro sabe exactamente lo que siente el que está haciendo el trabajo oral.
    No sean tontas y no pierdan a sus hombres por negarse a probar a experimentar. Nadie dijo que tienes que darle placer todos los días, pero de vez en cuando no hace daño. Es como la depilación, duele, es fastidiosa, pero tienes que hacerla cada cierto tiempo no? entonces?

    ResponderEliminar